Realidad Aumentada: el nuevo paradigma ya está acá

Opiniones

En medio de cuarentenas, uno de los desafíos urgentes para muchas compañías de consumo masivo fue mejorar la experiencia completa de sus clientes.

La crisis del Coronavirus nos situó a todos en un escenario donde la digitalización y el avance tecnológico se volvieron imprescindibles. Si bien nadie imagina que el mundo cambiará completamente, no hay ninguna duda de que estos meses están acelerando cambios que podrían haber sido paulatinos y mucho más lentos.

En medio de cuarentenas, encierros, aislamientos, confinamientos o como se los quiera denominar, uno de los desafíos urgentes para muchas compañías de consumo masivo fue mejorar la experiencia completa de sus clientes para sufrir un poco menos con los rebotes del COVID 19.

Imagínese usted que, en medio del bombardeo publicitario permanente, a través de canales de comunicación tradicionales y de redes sociales, un vendedor apareciera en el living de su casa para ofrecerle productos que necesite… o que no necesite, pero el vendedor es muy insistente.

Entonces, usted elige un pantalón y puede ver cómo le queda antes de comprarlo. Incluso, logra compararlo con distintas combinaciones de colores y con diferentes tipos de calzado. Y, todo eso, sin romper la cuarentena, sin demoras y pudiendo apagar al vendedor al instante si lo aburre. También puede pedir una gorrita para probarse, maquillaje y hasta el nuevo modelo de Lamborghini, si lo desea.

Las compañías que se quejaban porque se justificaban diciendo que este proceso era imposible de implementar en sus flujos de trabajo habitual, hoy se ven obligadas a destrozar sus propias barreras para adecuarse al contexto, si lo que quieren es sobrevivir. Se plantea entonces un desafío interesante no sólo para potenciar el negocio sino además para demostrar a nuestros targets cuánto sabemos sobre resiliencia y adaptación al cambio.

Dentro de este marco, el crecimiento del e-commerce frente a esta situación fue exponencial, con categorías que superan un 150% de desarrollo en distintos países regionales. Localmente, según estimaciones de CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico), el comercio electrónico creció entre un 30% y un 40% durante la cuarentena, y los retailers locales afirman que los pedidos a domicilio en la industria farmacéutica y alimenticia se catapultaron por encima de un 400%.

Ante la pérdida de volumen de negocio de los canales tradicionales, las organizaciones deben reforzar la infraestructura informática, implementar plataformas y procesos de soporte y digitalizar todos los procesos de la empresa que aporten valor tanto a usuarios como a clientes.

Se presenta así una oportunidad para replantear el modelo de negocio, potenciar el canal online, evaluar el comercio de proximidad y adecuar la oferta al nuevo paradigma de consumo.

Las empresas que proveemos servicios de tecnología, además de desarrollar plataformas web y aplicaciones móviles, ofrecemos servicios de inteligencia artificial y datamining. Dentro de ésta última se incluyen desde algoritmos aplicados a la extracción de conocimiento, plataformas capaces de aprender del comportamiento de los usuarios y recolección de datos no lineales, hasta la toma de decisiones basada en el procesamiento de información de múltiples fuentes.

Algunas de estas organizaciones también facilitan aplicaciones móviles de Realidad Aumentada que funcionan como soporte lúdico de campañas de marketing apuntando a sumergir al usuario en el universo de la marca.

Esta última herramienta, la Realidad Aumentada, permite añadir capas de información visual sobre el mundo real que nos rodea y promete ser primordial a mediano plazo. La consultora Trendwatching la señaló como una tecnología que pisará cada vez más fuerte, e indicó que tanto ésta, como la realidad virtual y los mundos inmersivos, serán todavía más habituales pospandemia, incluso aplicadas a retail. “Pospandemia vendrá la naturalización y esas tecnologías pasarán a tener aplicaciones más cercanas, accesibles. Es probable que, por ejemplo, probarse una gorra mediante realidad aumentada deje de ser una novedad para algunos usuarios y un diferencial de algunas marcas, y se convertirá en parte del proceso de compra habitual", enfatizan.

Por su parte, la agencia digital Isobar, analiza en su informe sobre las tendencias del 2020 los avances en materia tecnológica y explica por qué surgirán nuevas experiencias donde personas, objetos y entornos interactuarán fluidamente en la denominada computación ambiental. "Ya sea a través del tacto, la voz o la ubicación, las personas se convierten en activadores para despertar objetos, animar superficies o activar entornos. Es un vehículo único para diseñar experiencias emocionales, entretenidas y memorables. Los entornos cobrarán más vida con la tecnología y nuestras vidas se verán aumentadas en el sentido más literal", detalla el informe.

El año pasado, en IbisDev desarrollamos especialmente para Topper una app de Realidad Aumentada que permitía que los clientes tuvieran un árbol de Navidad especial dentro de sus casas con distintos regalos de la marca. Además de exhibir sus modelos de zapatillas, la empresa ofrecía cupones de descuento para las compras de los usuarios. Así, vincularon: la sensibilidad de los regalos navideños con lo último en tecnología, además de una interesante actividad de marketing y de presentación de productos. Y el usuario no tenía que moverse de su casa para vivir toda esa experiencia.

Nike tiene su propia tecnología que permite elegir entre diferentes modelos de zapatillas y “calzarlos” en los pies del cliente para que éste defina la compra, viéndolos sobre sus pies. Todavía no se puede sentir la pisada, pero no falta mucho tiempo para que eso también suceda. Hoy, las marcas que utilizan de forma intensiva el análisis de clientes tienen 23 veces más probabilidades de superar a sus competidores en términos de adquisición de nuevos negocios, y nueve veces más probabilidades de superarlos en fidelización, según un estudio de McKinsey. La variedad de softwares empresariales es amplia, como también lo es la gama de ofertas con aplicaciones para optimizar cada actividad dentro de la organización. Además, tienen interfaces intuitivas que facilitan su uso. Es clave entender que la tecnología se personaliza y se adapta a los requerimientos de cada empresa y sector, más allá de su tamaño o presupuesto. Los desarrolladores no deberían ignorar la preocupación de las empresas por encontrar soluciones fáciles de operar, y en consecuencia tendrían que esforzarse por proveer herramientas comprensibles y prácticas.

No obstante, la mayoría de las firmas no cuentan con preparación para adaptarse a los cambios tecnológicos. Por eso es fundamental resaltar la importancia del trabajo en la innovación de los procesos, la cohesión entre las diferentes áreas de negocio, la redefinición de roles, integración de metodologías ágiles y en los nuevos estilos de liderazgo.

Las marcas que entiendan esta nueva conexión integral con sus públicos serán las que generen una nueva narrativa sobre sí mismas, y terminarán sobresaliendo entre el montón. Los software y los hardware continuarán mejorando, y el desarrollo debería impregnarse en la cultura organizacional de cada compañía, si queremos adaptarnos a la realidad que se nos avecina. Es ahora.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario