Acto del Campo en Palermo: las entidades renovaron las críticas contra el Gobierno

Política

Con duras críticas al Gobierno y ante una fuerte presencia opositora y empresarial, la Mesa de Enlace agropecuaria realizó su acto en Palermo para celebrar la conformación del nuevo Congreso, donde el oficialismo no tendrá mayoría automática.

Los titulares de la Sociedad Rural (SRA), Federación Agraria, Coninagro y Confederación Rurales (CRA) apuntaron en sus discursos contra las políticas de la administración kirchnerista, no sólo en materia agropecuaria sino también de seguridad y empleo.

El presidente de CRA, Mario Llambías, advirtió que el Gobierno "está dando manotazos de ahogado" y consideró que "tienen miedo de que el pueblo les reclame que rindan cuentas en la Justicia".

"Se acabaron la prepotencia y los insultos y las valijas de (Néstor) Kirchner no corren más", aseguró Llambías, quien advirtió que "la intervención dañina de un Estado corrupto" afectó sectores de la producción.

Los ruralistas apuntaron principalmente contra la presidenta Cristina Kirchner y el ex mandatario Néstor Kirchner; aunque también le dedicaron un tiempo al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno por "sus presiones de precios".

Criticaron el avance del Estado sobre el sector privado y cuestionaron la "inacción" oficial frente a casos como el de la familia Pomar, que murió en un accidente de tránsito y fue encontrada recién tras 24 días.

"No somos golpistas. Tenemos un profundo sentido sobre la democracia y queremos esperanzas", dijo el titular de la FAA, Eduardo Buzzi, ante el asentimiento de sus pares de la Mesa de Enlace.

Buzzi pidió a la gente ser "capaces de ganar la calle, de reclamar y de confiar en este nuevo Congreso más equilibrado", aunque exigió "parar este proceso de crispación" social.

Desde el mismo escenario de diez metros ubicado en el Rosedal de Palermo, el presidente de la SRA, Hugo Biolcati, aseguró que "hay que atenuar el daño que este Gobierno puede hacer en dos años", antes de las elecciones presidenciales de 2011.

Sostuvo que para conseguirlo el sector, que ahora tiene 14 "agrodiputados" nacionales, debe "ir con las armas de la democracia, el poder Judicial y el legislativo" y en un marco de unidad entre el campo y la ciudad.

En paralelo, festejaron que el vicepresidente segundo de CRA, Ricardo Buryaile, será el presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados.

Unas cinco mil personas, entre productores, empresarios, opositores y algunos vecinos porteños aplaudieron las palabras de Biolcati y Buzzi y escucharon también a Carlos Garetto y Mario Llambías.

Participaron empresarios de la UIA, de AEA y de la Asociación Cristina de Dirigentes de Empresas (ACDE), como el industrial aceitero Miguel Acevedo y el accionista mayoritario de Telecom, Julio Werthein.

Ante ellos, Garetto, de Coninagro, afirmó que "no podemos vivir en un país con tanta riqueza y que haya tanta hambre" e instó a buscar un "un país previsible y terminar con esta sociedad crispada".

Dijo que es necesario "dejar atrás la etapa de confrontación, dejar atrás el autoritarismo para terminar con ese enfrentamiento entre el campo y la ciudad, el campo y la industria y el campo y el Gobierno".

Según Buzzi, el campo tuvo una "dirigencia responsable" durante el conflicto que arrancó el 12 de marzo de 2008 con la Resolución 125 de retenciones a las exportaciones de soja y otros granos.

Para el presidente de la FAA, si la Mesa de Enlace hubiera tenido el método de confrontación del Gobierno en el conflicto que lleva más de un año y medio, "se hubiera prendido fuego el país".

Comparó la implementación de la resolución 125 que impuso las retenciones móviles con el "corralito" financiero de 2001 y el estallido social del 20 de diciembre de ese mismo año que desató la crisis económica del país.

Dejá tu comentario