Agria bienvenida con exhibición valijera

Política

Cristina de Kirchner llegará este miércoles a Venezuela en medio de uno de los peores momentos para Hugo Chávez, no sólo por las protestas de la oposición contra el desabastecimiento, sino también por las manifestaciones organizadas por el caso del valijero Guido Antonini Wilson. Se sabe ya que Caracas recibirá a la presidente con un «maletinazo», una protesta donde la oposición a Chávez pidió colgar valijas en frentes y balcones de las casas y pasacalles con figuras de Antonini y su famoso maletín.

No alcanzará para calmar esas broncas que Cristina de Kirchner llegue con una carpeta de convenios a firmar para el intercambio de combustible por alimentos. La semana pasada ya hubo una muestra. La Alianza Pueblo Bravo, un grupo de oposición que lidera el mediático Antonio Ledezma, organizó una marcha frente a la embajada argentina en Caracas para pedir la devolución a Venezuela de los u$s 800.000 que la Policía de Seguridad Aeronáutica le incautó a Antonini Wilson en Aeroparque.

Provisto de decenas de maletines y dólares falsos, Ledezma entregó en la embajada una carta dirigida a Cristina de Kirchner firmada por «miles de ciudadanos», en la que le recuerdan que el «legítimo propietario de ese dinero es el pueblo venezolano».

«En ejercicio del derecho que nos asiste como venezolanos e invocando las excelentes y amigables relaciones entre nuestras naciones, quisiéramos plantearle que nos devuelva ese dinero producto de un delito que actualmente se encuentra en depósito y bajo custodia de las autoridades de la Argentina.»

La oposición chicaneó entonces al gobierno de Chávez con los destinos que podría darse allí al maletín, como la provisión de insumos para hospitales o ayudar a financiar planes de vivienda.

Por más que el gesto de Ledezma haya sido criticado inclusive por sectores de la oposición, que lo tildan de «payaso», la manifestación sirvió de muestra en la embajada que dirige Alicia Castro para saber con qué se enfrentará Cristina de Kirchner esta semana.

Una vez que termine su exposición pública junto a Chávez, la Presidente seguirá viaje hacia República Dominicana, para asistir a la Cumbre del Grupo Rio que se desarrollará el jueves y el viernes. Antes, dejará firmados acuerdos para intercambiar -sin que se sepa realmente a qué precios- el fueloil que Chávez le manda a la Argentina -en muchos casos una operación de triangulación con otros países- por tecnología agrícola, más carne, harinas, aceite y leche.

Dejá tu comentario