Las contradicciones de Alberto Abad por la causa Oil Combustibles

Política

El extitular de la AFIP, Alberto Abad, ante empresarios destacó la "ingeniera legal" para hacer la denuncia contra Oil. Cuando declaró en el juicio se dedicó a responder con varios "no sé".

El extitular de la AFIP, Alberto Abad, presentó dos declaraciones contrapuestas sobre la causa Oil Combustibles. Ante un público empresario destacó la “ingeniera legal” que realizaron los abogados del Estado para “neutralizar” a la empresa de Cristóbal López y Fabián de Sousa, mientras que ante los tribunales donde se desarrolla el juicio sólo se limitó responder “no sé” repetidas veces y a desconocer lo que había declarado en público.

En un encuentro con empresarios de 2016 el entonces titular de la AFIP, admitió que “en la causa Oil hubo que desarrollar un conjunto de estrategias en lo penal económico, en lo penal federal, en concursos”.

A ese conjunto de acciones la definió como un “ejercicio estratégico legal para poder neutralizar a una organización que hacía mucho tiempo venia pensando en cómo hacer una maniobra delictiva”. Además a los letrados del Estado los calificó “como la fuerza de choque” al tiempo que destacó nuevamente la ingeniería legal que desarrollaron.

ABAD OIL COMBUSTIBLES.mp4

Sin embargo, en diciembre en 2019 ante Tribunal Oral Federal N° 3 cuando declaró como testigo, Alberto Abad se dedicó a responder con varios “no sé” a las preguntas de la defensa de los empresarios.

Ante la pregunta puntal de los letrados: “Respecto de los dos planes particulares que son objeto de este juicio, ¿sabe que tasa de interés se aplicó en cada uno de esos casos? No, no tengo la más mínima idea”, lanzó ofuscado Abad.

En su declaración a principios de diciembre el exadministrador federal sorprendió por el desconocimiento elemental en la diferenciación de tipos de impuestos, como el ITC, que era refinanciado en planes.

“No soy tributarista”, se enojó Abad cuando se le requirieron precisiones acerca de si los impuestos indirectos podrían o no ser incluidos en los planes de facilidades. Ese día atravesó el recinto de audiencias sin mirar ni a López ni a De Sousa y tomó casi una jarra de agua durante las más de dos horas que estuvo sentado.

Dejá tu comentario