Alberto F.: "La Corte está funcionando mal"

Política

Alberto Fernández se refirió ayer al proyecto de reforma judicial que presentó el miércoles y a las críticas de la oposición a la iniciativa. Dijo que el Gobierno está abierto al diálogo y en otro sentido expresó que no se trata de la cantidad de miembros que la integren sino que la Corte Suprema funcione bien.

El Presidente remarcó que la reforma que impulsa se trata de un debate que “va a pasar por el Congreso” y que “no se está discutiendo cuántos miembros debe tener la Corte Suprema sino buscando su mejor funcionamiento”.

“Puede funcionar con cinco miembros” como actualmente pero, dijo, que “está funcionando mal” y que su trabajo está “virtualmente paralizado”.

En una entrevista radial, Alberto F. destacó que la reforma no constituye “un decreto de necesidad y urgencia” sino que se trata de una iniciativa que “será debatida en el Congreso” y en la que “la oposición tiene todas las posibilidades de plantear sus pareceres”.

“Toda mi vida he dicho que la Corte debe tener cinco miembros, pero con cinco miembros está funcionando mal y está virtualmente paralizada”, insistió el Presidente. Contó además que “cuando habla” con juristas “se encuentra con un montón de falencias de la Corte” y con la visión de que “lo que resuelve lo hace con una “arbitrariedad absoluta” y “eso funciona mal”.

En cuanto a diferencias de criterios acerca de la iniciativa dijo que “todos pueden plantear sus pareceres, estamos absolutamente abiertos porque queremos que la Justicia funcione de otro modo, no queremos otra cosa”.

“¿Alguien me puede decir que la Justicia federal ha funcionado bien en los últimos 20 años, porque el que me dice eso es un gran cínico?”, preguntó el Presidente.

“Creamos una comisión para que analice otros problemas que son muy técnicos, la oposición y los medios simplifican y dicen que el Gobierno quiere someter a los miembros de la Corte”, criticó Alberto y explicó que la comisión de expertos que se creó para asesorar al Gobierno nacional en la Reforma tendrá “90 días a partir de agosto” para darle “consejos”.

En referencia al comité aclaró que “no tienen que ser unánimes” y que “puede haber dictámenes de mayoría y minoría y después” se formará “opinión”.

“Hay una gran falacia en todo esto”, advirtió, acerca de los que plantean que tendría que haber consultado antes sobre el tema, y enfatizó que eso ocurre porque “me están proponiendo que repartamos los jueces y no lo voy a hacer, quiero jueces dignos”.

Agregó entonces que “hay otros cuestionamientos a la Corte como que solo intervenga en cuestiones de sentencia definitiva” y “eso puede dar lugar a cuestiones muy graves”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario