Alberto acuerda con AMLO apertura de México a las carnes argentinas

Política

Finalizó la gira de Alberto en México tras una ronda empresaria, un encuentro con Carlos Slim y el apoyo del gobierno de ese país a la negociación con el FMI. Acuerdo para exportar más carne argentina.

Con un mensaje regional, Alberto Fernández cerró ayer su gira por México donde recibió el apoyo de Andrés Manuel López Obrador para alcanzar un acuerdo ante el FMI y el respaldo de Carlos Slim, el principal magnate de América Latina en telecomunicaciones, para darle impulso al crecimiento de la actividad económica registrado durante el último trimestre. En materia comercial, se acordó abrir el mercado de carnes argentinas a México en los mismos términos que actualmente está abierto con las carnes de Uruguay. Así, el gobierno mexicano instruirá al representante de SENASICA en Uruguay para que se desplace a Buenos Aires y convenga con las autoridades del SENASA los pasos a seguir para elaborar los protocolos y habilitar los establecimientos frigoríficos.

Además ambos países acordaron fortalecer la cooperación técnica en Agricultura para lograr seguridad alimentaria y avanzar en temas de manejo poscosecha de la producción originada en pequeños y medianos productores transfiriendo la tecnología de silos bolsa que contribuirá a mejorar las condiciones de almacenamiento, preservar de plagas la producción y brindando ventajas a los campesinos para la venta en el momento más conveniente, optimizando sus ingresos.

El Presidente participó durante su última jornada en México del acto central por los 200 años de la promulgación del Plan Iguala junto a su par de ese país, y llamó a los líderes de la región a trabajar para “establecer una igualdad que en América Latina hoy no existe”.

“Debemos unirnos para trabajar por la igualdad en Latinoamérica, no puede progresar un continente dividido. Muchas veces nos encierran en debates que no son nuestros, que les interesan a otros y a nosotros nos postergan”, planteó el mandatario argentino, quien recordó que América latina “es el continente más desigual que el mundo tiene”, donde “muy pocos concentran la riqueza y millones distribuyen la pobreza”. Al respecto, insistió en la necesidad de “sacar de la pobreza y marginalidad a millones de la Patria Grande que están sumidos en esa realidad”.

Fernández y López Obrador ensayan un contrapeso regional con Brasil para acotar el liderazgo continental de Jair Bolsonaro. En la última jornada de su gira de tres días por el país azteca, Fernández participó junto a la primera dama Fabiola Yáñez de la ceremonia realizada en el Cerro del Tehuehue de la ciudad de Iguala de Guerrero, en el marco de la conmemoración de los 200 años de la promulgación del Plan Iguala, que puso en marcha el proceso de independencia de México. En varios pasajes de su discurso, el mandatario recordó a figuras clave de la historia latinoamericana, como José de San Martín, Manuel Belgrano, Juana Azurduy, Martín Miguel de Güemes, Simón Bolívar y Miguel Hidalgo.

Antes de regresar a la Argentina, Alberto firmó una declaración conjunta con López Obrador donde refrendaron su voluntad de fortalecer la alianza entre ambos países y de imprimir un nuevo dinamismo a la relación estratégica, a través de la reactivación de los mecanismos bilaterales de las Comisiones de Asuntos Políticos, de Cooperación y de Asuntos Económicos, Comerciales e Inversión que forman parte del Acuerdo de Asociación Estratégica, así como de la realización de las acciones que se aplazaron debido a la pandemia de covid-19. Acordaron un frente común contra la crisis sanitaria y sus efectos socioeconómicos en la pospandemia, para mejorar las condiciones de las sociedades de ambos países y de la región en su conjunto.

Los jefes de Estado destacaron los acuerdos alcanzados entre la Fundación Carlos Slim y las empresas Mabxcience y Liomont de Argentina y México, respectivamente, para la fabricación conjunta de la vacuna producida por Astra-Zeneca y la Universidad de Oxford como muestra de las capacidades regionales para lograr la autosuficiencia en la producción de vacunas. Reconocieron el potencial de la relación económica entre la Argentina y México y coincidieron en la necesidad de incrementar las inversiones recíprocas, la diversificación e intensificación del comercio bilateral, tanto para productos primarios como manufacturas agropecuarias, industriales y servicios, así como también a partir de la promoción de asociaciones estratégicas entre empresarios argentinos y mexicanos.

En el ámbito interamericano, convinieron continuar fortaleciendo el espíritu de la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que privilegia la no intervención, el respeto a la autodeterminación, el diálogo, la negociación, la búsqueda de consensos y la solución pacífica de controversias, considerando prioritaria la construcción de un multilateralismo que favorezca el bienestar y la dignidad de las personas. Coincidieron en que las Misiones de Observación Electoral de la OEA deben apegarse estrictamente a criterios técnicos objetivos, así como en fortalecer las capacidades nacionales en materia electoral. Los mandatarios pusieron de relieve el peligro de que estas misiones extralimiten sus facultades y alcances, y evitar que se repita lo ocurrido en Bolivia en 2019. Asimismo, acordaron seguir con atención los procesos electorales en la región, como el que se desarrolla actualmente en Ecuador, haciendo votos para que éste culmine en tiempo y forma, y se garantice la continuidad democrática.

Dejá tu comentario