Alberto con intendentes: obras y pedido por más campaña territorial

Política

El Presidente se mostró en la tercera sección electoral de la Provincia de Buenos Aires, la única donde triunfó el Frente de Todos en la PASO del domingo. Apoyo a Cafiero, Kulfas y Katopodis. Además hubo un asado al que se sumaron Máximo Kirchner y Wado de Pedro junto a los intendentes del conurbano.

Alberto Fernández tuvo una cumbre clave pos-PASO para definir hacia donde irá el Gobierno. Mientras los ruidos sobre las medidas que se deberán tomar para, en palabras de dirigentes del Frente de Todos, buscar formas más contundentes de reactivar la economía, el Presidente se reunía en reserva en la Casa Rosada con Máximo Kirchner, Wado de Pedro y Sergio Massa. Esa fue la vía de comunicación directa entre los hombres presentes y Cristina de Kirchner que viene insistiendo en la necesidad de realizar cambios en el gabinete. El futuro de la economía y la eficiencia política del Gobierno estuvieron arriba de esa mesa como tema esencial de debate.

No fueron los únicos mensajes que recibió directamente el Presidente en las últimas horas. En su encuentro de ayer con intendentes del conurbano Alberto F. escuchó el reclamo por menos marketing político de campaña, menos pantalla mediática y más barro territorial. En palabras simples: los jefes locales le exigen al Presidente que salga a caminar territorio, que se acerque a los barrios más carenciados y especialmente a aquellos donde se detectó desgano y ausencia en la participación a la hora de votar.

El Presidente les respondió que se activará un esquema de campaña más territorial como le piden y adelantó el paquete de medidas para aliviar bolsillos que anunciará mañana.

“Es la hora de ordenar, de seguir haciendo lo que veníamos haciendo y estaba bien hecho; es tiempo de hacer lo que debimos postergar y no hicimos y es tiempo de corregir las cosas que hicimos mal”. Así Alberto F. reseteó ayer la campaña electoral de cara a las legislativas del 14 de noviembre en Almirante Brown, municipio clave de la tercera sección donde el Frente de Todos se impuso por 16 puntos de ventaja. Junto a Sergio Massa, Mariano Cascallares –intendente anfitrión y primer candidato a senador provincial-, la mesa chica del gabinete y un pelotón de jefes comunales del conurbano, el Presidente encabezó un acto en territorio bonaerense para la puesta en marcha de 25 obras públicas en 14 provincias.

No estuvo Axel Kicillof, quien pese a estar invitado por Presidencia, ya había anticipado el lunes que no podría asistir por un “compromiso personal”. Luego del acto se sumaron Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” de Pedro a un asado en un quincho ubicado en Ministro Rivadavia, una localidad rural de Brown ubicada a 3 kilómetros de Adrogué. “Vine a escuchar”, fue el planteo de Alberto a los intendentes luego de la derrota de la PASO. A la mesa estaban sentadas Mayra Mendoza (Quilmes), Nicolás Mantegazza (San Vicente), Marisa Fassi (Cañuelas), Alejandro Granados (Ezeiza), Andrés Watson (Florencio Varela), Mario Secco (Ensenada), Fabián Cagliardi (Berisso), Hernán Yzurieta (Punta Indio) y Cascallares (Almirante Brown). El pedido de estos jefes territoriales del peronismo al Presidente fue unánime: reaccionar rápido, dinamizar la economía, reactivar la producción, generar más empleo e inyectar dinero en el bolsillo de los trabajadores.

Alberto estuvo acompañado por la mesa chica del gabinete nacional: Santiago Cafiero, Gabriel Katopodis y Matías Kulfas, además de la primera candidata a diputada nacional, Victoria Tolosa Paz. “Venimos de una recorrida con el Presidente en el parque industrial de Burzaco, que da trabajo a más de 10.000 vecinos y vecinas. Pasamos por Camino de Cintura, donde vimos los trabajos del viaducto de Ruta 4 que viene a solucionar un nudo de transito de toda la región. Pasamos también por la Universidad Nacional Guillermo Brown (UNAB) y vimos cómo se está construyendo el primer edificio de aulas. Y finalmente la obra de República Argentina, histórica para Almirante Brown. Desde acá vamos a seguir trabajando enormemente para que nuestro proyecto político pueda seguir avanzando”, explicó Cascallares a Ámbito luego del encuentro.

Compromiso

Fernández ratificó su compromiso con los argentinos de retomar lo que comenzó su Gobierno en 2019, que es el camino de la reactivación, el crecimiento y el trabajo, postergado por la pandemia de covid-19 que afectó a la Argentina y al mundo. Así, pasado el mensaje de las PASO y de cara a las próximas elecciones generales, el Presidente pidió: “En noviembre, por favor, no interrumpamos la marcha que empezamos”.

Exhortó en este marco a la militancia del Frente de Todos a que “no bajen los brazos” porque “está en juego el futuro de la Argentina” y rogó: “No condenemos al país a un retroceso”. “Que ninguno de nuestros militantes baje los brazos, y con más convicción que nunca, vayamos a golpearle la puerta al vecino que no fue a votar y expliquémosle que lo que está en juego es su futuro, no el futuro de nuestro gobierno, sino el de ellos”, dijo Fernández al hablar en el acto de inauguración de la pavimentación de 5 kilómetros de la avenida República Argentina.

Dejá tu comentario