"Aunque no se apruebe la ley, las parejas se seguirán casando"

Política

El debate por el matrimonio gay llegó a uno de sus puntos culminantes a horas de su tratamiento en la Cámara de Senadores. La informaciones sobre el debate en el pleno son diversas y muchas veces se contradicen (a estas horas podría vetarse la impugnación de José Pampuro); pero lo cierto es que este miércoles se votará, en principio, el proyecto que modifica el código civil, que viene con media sanción de Diputados.

ámbito.com mantuvo un diálogo telefónico con María Rachid, titular de la Federación de Lesbianas Gays Bisexuales y Trans (FALGBT). Ella es una de las caras visibles de la militancia a favor del casamiento entre personas del mismo sexo y una promotora de políticas para esa minoría sexual.

"Entendemos que hay mayoría para tratar matrimonio y esperamos que mañana se apruebe el proyecto", dice confiada y hasta arroja un número: 32 a 29. Pero al mismo tiempo reconoce que hay divergencias entre los sectores políticos que votarán a favor aunque se reprime de usar términos como oficialismo u oposición. Admitió que hay versiones sobre presentar una modificación al proyecto de ley pero lo rechaza de plano: "Descartamos cualquier alternativa".

No se inmutó por la decisión de evitar tratar el proyecto de unión civil en la cámara porque, según ella, no era parte de lo acordado en su momento. Además le pidió a la Iglesia abandonar un discurso "arcaico" y a los senadores que "reconozcan la realidad". Explicó que existen casamientos y que habrá más, mediante amparos judiciales, hasta que se modifique la ley. Aseguró que independientemente de la resolución de este miércoles "las parejas se seguirán casando". Ante una eventual derrota vaticinó tranquila: "Si no es ahora, será el año que viene".

Periodista: ¿Cuál es la expectativa que tienen para la sesión de mañana?

María Rachid: Esperamos que se apruebe la ley de matrimonio para todos y todas, tal y como viene de Diputados. No estamos dispuestos a aceptar ningún otro instituto jurídico que no reconozca la igualdad ante la ley, que en este caso solo es el matrimonio. Consideramos que estamos muy cerca de la igualdad en la Argentina porque no sólo está la media sanción de Diputados sino también que se expresaron a favor referentes sociales, políticos, gremiales, de las juventudes, de las universidades, referentes académicos y de distintas religiones. No sólo eso, la Corte Suprema de Justicia prácticamente ha elaborado el fallo a favor para todos y todas. Así que la igualdad jurídica ya es una realidad en la Argentina. El Senado tiene que reconocer esta realidad para que el matrimonio no sea un privilegio para quienes pueden esperar la decisión de la Justicia.

Periodista: ¿Que sucede si mañana la votación en el Senado es adversa?

M.R.: Sería un fracaso. Sobre todo para los senadores, por no haber podido reconocer una realidad tangible en la Argentina. Esa realidad es que las parejas se están casando, hay nueve casadas y hay varios fallos que habilitan otros matrimonios, está el fallo de la Corte que es inminente , entonces, las parejas se van a poder casar en todo el país. Si el Senado no lo puede reconocer ahora, lo tendrá que hacerlo el año que viene. Las parejas se seguirán casando y el reconocimiento el año que viene será un mero trámite.

P: Varias versiones hablan de presión de la Iglesia en el interior del país contra la ley de matrimonio.

M.R.: Creemos que como en la Ciudad de Buenos Aires, en las provincias hay un fuerte consenso social a favor de la ley. Pero es cierto que la Iglesia Católica tiene más poder, económico y político en algunas provincias. Esto hace que la presión en las provincias por supuesto sea muy fuerte; pero la gente no come vidrio, ni en la Ciudad o las provincias. Esto quiere decir que así como no están de acuerdo con la postura de la Iglesia con relación al divorcio y el uso de preservativo, tampoco están de acuerdo con esto. Estamos convencidos que la gente no va a volver a votar a ningún candidato que no haya apoyado este reconocimiento de igualdad jurídica para todos.

P: ¿Cuál es la visión de la FALGBT sobre el enfrentamiento entre la Iglesia y el Gobierno por la ley?

M.R.:
No sé si hay una pelea entre el Gobierno y la Iglesia. Creo que hay una pelea entre la Iglesia y la sociedad, una pelea por este tema como lo ha habido históricamente por otros temas, donde la Iglesia plantea posiciones arcaicas que no reconocen la realidad. Lo mismo pasaba con el divorcio, en esa época decían que lo que Dios unía no lo podía separar el hombre y la realidad es que la gente se separaba. Acá quieren tapar el sol con las manos y no se puede. No están viendo la realidad, hoy es por matrimonio, ayer fue por el divorcio, anteayer fue por la educación laica, antes que eso fue por el matrimonio civil y así van a seguir dándose la cabeza contra la pared. Van a seguir peleándose no contra el Gobierno sino contra la sociedad argentina.

P: Mañana no se trata la unión civil...

M.R.: En realidad nunca estuvo acordado tratar de unión civil el 14 de julio. Habían quedado entre los presidentes de todos los bloques tratar matrimonio, por lo tanto no nos sorprende que no se trate unión civil. La impugnación al dictamen fue porque fue aprobado con una absoluta irregularidad ya que se aprobaron dos dictámenes de mayoría y uno de minoría es algo que no ha pasado nunca en la historia del Senado.

Dejá tu comentario