Binner confirmó que no respaldará el uso de reservas

Política

El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, reafirmó sus críticas a la creación del Fondo del Bicentenario y sostuvo que la provincia espera "que le paguen lo que le deben a cambio de ningún favor".

El socialista indicó que la iniciativa es "invotable" para su partido, aunque admitió que hubo "diálogos sobre la posibilidad de tratar este tema".

Además, recordó que desde su gobierno recurrió "a la justicia para que nos paguen lo que nos deben, fuimos a la Corte Suprema de Justicia para reclamar fondos de la Nación".

"Esperamos ahora que se convoque a una reunión de conciliación", adelantó Binner en declaraciones radiales.

Asimismo, pidió que "a Santa Fe le paguen lo que le corresponde a cambio de ningún favor", con lo que rechazó la posibilidad de recibir presiones por parte de la Casa Rosada para torcer el voto de los legisladores por la provincia.

"Queremos que se cumpla con la Justicia y las leyes, todo lo que se hace en forma transparente y clara beneficia a la población", acotó.

Por su parte, Binner cuestionó a la jefa de Coalición Cívica, Elisa Carrió, al sostener que "cada vez que va a Santa Fe siempre va con alguna diatriba".

La líder de la Coalición Cívica había instado a los legisladores socialistas a "no ser arrastrados por algún acuerdo entre Hermes Binner y Cristina Kirchner".

"Confío en que la gente del socialismo, tanto en Diputados como en Senadores, no sean arrastrados por algún acuerdo entre Hermes Binner y Cristina Kirchner", había afirmado.

La respuesta llegó de parte del presidente del PS y senador por Santa Fe, Rubén Giustiniani, quien rechazó la intervención de la jefa de la CC en las decisiones partidarias.

"No necesitamos que nos vengan a dar indicaciones sobre posiciones que tenemos que adoptar cuando ya hemos fijado públicamente una posición clara, tanto el gobernador como los presidentes de bloque en ambas cámaras rechazando el Fondo del Bicentenario", sostuvo.

El propio Giustiniani había aclarado que el socialismo había tomado una decisión partidaria que lo posicionaba enfrentado a la Casa Rosada, y señalaba que las primeras declaraciones de Binner habían sido "malinterpretadas".

Dejá tu comentario