Blair intenta calmar a los kelpers hablándoles de cruceros turísticos

Política

El primer ministro británico, Tony Blair, admitió la existencia de «desafíos diplomáticos» en la relación con la Argentina, aunque destacó el interés de su gobierno en sostener una «cooperación productiva en áreas de mutuo interés». «Seguiremos trabajando, a pesar de los recientes desafíos diplomáticos en nuestras relaciones con la Argentina, a favor de la cooperación productiva en áreas de mutuo interés incluyendo, por supuesto, la futura seguridad y prosperidad de las islas Malvinas», sostuvo Blair.

El mandatario británico se pronunció de esa forma en un mensaje navideño que dirigió a los habitantes de las Malvinas.

Durante el año 2006, la Argentina endureció su reclamo de soberanía sobre Malvinas en distintos foros internacionales.

Puntualmente, cuestionó con dureza la decisión de los isleños de extender licencias de pesca por un plazo de 25 años.

En tanto, Blair ratificó además que los isleños tienen el «derecho a determinar» su propio futuro -lo cual es rechazado por la Argentina en sus constantes reclamos de soberanía sobre el archipiélago como una colonia que debe devolver Londres al país-.

El primer ministro destacó que la «determinación del gobierno británico de proteger» el derecho de autodeterminación de los isleños es «tan fuerte hoy como lo era hace 25 años», cuando se desató el conflicto bélico del Atlántico Sur.

Blair sostuvo que en base al «principio fundamental de autodeterminación», Londres está decidido a sostener la «seguridad» de los isleños y la «soberanía» del Reino Unido sobre las islas.

  • Oportunidad

    En tal sentido, destacó que el año próximo, al conmemorarse el 25 aniversario de la Guerra de Malvinas será una «oportunidad» para que los isleños demuestren «el exitoso desarrollo» del archipiélago.

    Ratificó al respecto que se llevará adelante un « respetuoso tributo a todos aquellos que lucharon en el conflicto y, en particular para aquellos que perdieron sus vidas defendiendo» la «libertad» y el derecho de autodeterminación que, según sostuvo, poseen los isleños.

    Blair señaló que gracias a los «esfuerzos» de lo habitantes de las islas su economía goza de «buena salud».

    «Las decisiones sensatas y de largo plazo que han tomado para desarrollar su industria pesquera están dando sus frutos mientras el turismo sigue prosperando», indicó.

    Destacó al respecto que unos «45 mil turistas visitaron las islas en la última temporada y que el lugar se convirtió en destino de cruceros».

    En forma paralela, trascendió que la mayoría de las minas que las fuerzas argentinas enterraron en Malvinas durante la guerra de 1982 podrán ser removidas.

    Así lo aseguró Paddy Blagen, un miembro del grupo no gubernamental que acaba de concluir un estudio de factibilidad sobre el desminado en el archipiélago.

    El estudio estuvo encabezado por un equipo de la Universidad Cranfield y contó con la participación de dos funcionarios enviados por la Argentina como observadores.

    Blagen se manifestó confiado en que ciento por ciento de las minas que permanecen enterradas en las islas podrán ser removidas. Las tropas argentinas enterraron allí unas 25 mil minas, de las que se estiman permanecen entre 18 y 20 mil.
  • Dejá tu comentario