Confesiones en la Rosada post G20

Política

Ayer fue un día de fiesta para el Gobierno. Aunque genérico, la Cumbre del G 20 logró suscribir un documento entre los participantes de los países que generan el 85% de la riqueza del mundo, no hubo incidentes que lamentar y la Argentina estuvo en las noticias de todos los medios del mundo por la tregua que firmaron los presidentes de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jinping en la guerra comercial que enfrenta a las dos principales potencias. “Más no podíamos pedir” argumentan en la Casa Rosada.

  • Un hombre muy cercano al presidente Mauricio Macri comentó ayer que “los argentinos necesitábamos un éxito como fue la reunión del G 20, se podía hacer y se pudo hacer, y ahora tenemos que aprovechar esta recuperación de la confianza y tomar este impulso para demostrar que podemos salir de la recesión y encaminarnos a ser un gran país”. Sin dar precisiones, se mostró seguro en cuanto a que Macri continuará con renovado entusiasmo su gestión de Gobierno.
  • La euforia oficial se comprende más si se toman en cuenta los antecedentes. El país se encuentra inmerso en la mayor recesión en muchos años, con una caída del 10% o más del poder adquisitivo del salario y, para colmo de males, viene del papelón de un partido final de la Copa Libertadores de fútbol suspendido por un problema de seguridad.
  • Los piedrazos que cayeron sobre el micro de los jugadores de Boca Juniors y que los controles de seguridad estatal no pudieron evitar, no sólo impidieron la realización del encuentro en el estadio Monumental. También generaron profundas dudas sobre las posibilidades que tenía la administración oficial de llevar adelante la seguridad del encuentro de los máximos líderes del mundo. Por esta razón, dicen en el entorno del presidente, que Macri “siente una profunda decepción”por su amigo, Daniel Angelice, presidente de Boca y, según comentan en la Rosada, un hombre que estaba ligado a la seguridad en la Ciudad de Buenos Aires, donde ocurrieron los incidentes.
  • “Fue el momento en que largó toda la tensión contenida por la Cumbre” sintetizó un amigo del presidente Mauricio Macri al referirse a las lágrimas de emoción que brotaron del rosto del primer mandatario tras escuchar el grito espontáneo de “Argentina, Argentina!” que coronó el espectáculo Argentum que el Gobierno brindó a los participantes del G20. Y agregó, “Mauricio estaba obsesionado por que todo saliera bien y creo que el final del magnífico espectáculo del Teatro Colón fue cuando realmente sintió que todo había salido como él quería”.
  • Dentro de lo bien que salió la Cumbre del G 20, la seguridad fue uno de los aspectos más ponderados. Tanto es así que, en broma y sin desconocer la gravedad de los incidentes en París, en el Gobierno se comentaba de manera jocosa, que “el presidente de Francia, Emmanuel Macron habría querido llevarse a Patricia Bullrich (la ministra del área) para contener a los chalecos amarillos”.
  • Si hay algo que quedó muy en claro después de la Cumbre fue el apoyo que el mundo brinda a la gestión de Macri. Lo demuestra la cantidad de inversiones y convenios comerciales anunciados, como así también el trato cordial de los principales líderes mundiales. Particularmente en el gobierno remarcan el trato familiar, “casi de un hermano mayor” con que Trump distinguió a Macri, con comentarios afectuosos y personales.
  • Lo cierto es que la elección de Buenos Aires para realizar la cena cumbre entre Trump y Xi fue un gran regalo de la diplomacia norteamericana a Macri, ya que dio un sesgo distintivo al encuentro y permitió poner al país en las portadas de los medios del mundo.
  • “Ahora a ponernos a trabajar para enfrentar el año electoral”, confiesan en el entorno presidencial con renovadas fuerzas. Además, cada vez comienzan a creer que la recuperación económica comenzará quizás ya en marzo, convicción que compartió también Christine Lagarde cuando se vio con Macri el sábado. Lagarde afirmó que este G20 fue “el mejor” pero también aseguró que el plan económico argentino esta marchando bien.
  • De hecho llamo la atención los elogios a la economía argentina en el comunicado que emitió el FMI por el G20, algo poco usual.
  • Macri quién se siente respetado por el mundo tendrá la oportunidad de seguir estrechando vínculos cuando a fin de enero parta rumbo a la India y Turquía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario