Siempre las PASO

Política

Por supuesto que la política local fue el tema obligado en todos los quinchos, y más especialmente, las distintas interpretaciones a la eventual postergación de algunas semanas para la PASO de agosto.

Los hay fuertemente a favor, los que están en el otro extremo, y hasta los que aceptarían el corrimiento, pero de ambas (las PASO de agosto, y las de octubre), pero que se oponen en forma férrea a que las primeras se superpongan con las otras.

También, con las complicaciones financieras de la provincia de Buenos Aires, que no logró acordar todavía su deuda (más de u$s7.000 millones) y que ahora podría enfrentar la presentación judicial de algunos bonistas, también recrudecieron las internas del oficialismo y de la oposición.

Por caso, ya es un secreto a voces la actividad bonaerense que está desplegando el exgobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, amparado, dicen, por una propiedad rural que posee en el oeste provincial, lo que le permitiría su desembarco en el distrito.

Los comentarios incluyen al exministro Florencio Randazzo y también a la diputada Graciela Camaño en el grupo dispuesto a disputarles espacios a los camporistas, y por ahora enfrentados a Sergio Berni. Pero además, las recientes declaraciones del intendente de Vicente López, Jorge Macri (PRO), criticando a un exaliado como fue el muy hábil peronista titular de la Cámara de Diputados en la administración anterior, Emilio Monzó, actitud que fue muy cuestionada por varios de sus pares, puede lograr lo que justamente tratan de evitar en el partido del Presidente y que es que las “bajas” de sus líneas pasen a engrosar y fortalecer agrupaciones con las que van a tener que competir.

“Es lo mismo que le pasa a Patricia Bullrich, que está apostando fuerte por varias figuras, y no tanto porque las quiere en el PRO, sino para evitar que se los lleven otros”, reconocía un operador de ese espacio que, sin embargo, no comentó si esa estrategia ya se la habían explicado al primo Jorge.

En todo caso, se sabe que Monzó, quien ya manifestó su voluntad de llegar a ser gobernador de Buenos Aires, estaría siendo tentado por más de uno. También revolucionó el tablero el eventual desembarco de la penalista Florencia Arietto (dicen que de la mano de Patricia Bullrich, de quien fue asesora en el Ministerio de Seguridad), nada menos que en el partido más densamente poblado del país, La Matanza.

Dejá tu comentario