Un nuevo escándalo en el Congreso

Política

Todos estos elementos constituyen un cóctel cada vez más complejo en un escenario donde las elecciones del 2021 “están a la vuelta de la esquina”, y la mayoría ya está moviéndose para posicionarse con miras a una votación mucho más estratégica que lo habitual para un comicio de medio término. Por un lado, porque hay 8 provincias que renuevan senadores, lo que podría modificar el equilibrio de fuerzas en el Congreso, por lo que se vislumbran como una “prueba de fuego” para el oficialismo y, por otro, porque aún no se define la “cabeza” de la oposición, con un Mauricio Macri desdibujado, y todavía con rol indefinido (¿diputado nacional para contar con fueros?), aunque algunos pretenden mantener su imagen como líder para no terminar de desatar la competencia interna. Para compensar -parcialmente-, esta semana reaparecería la titular del PRO, Patricia Bullrich, superado ya su cuadro de covid-19. Pero también está el rol de los aliados. ¿Miguel Ángel Pichetto-PJ, va por adentro o por afuera?, Y el mendocino Alfredo Cornejo-UCR?, o Martín Lousteau?, y esto sin hablar del propio Horacio Rodríguez Larreta que no oculta sus pretensiones de competir en el 23 por el sillón de Rivadavia, y que está contando, entre otras cosas, con el llamativo respaldo explícito de Elisa Carrió. El otro que ya está jugando “descubierto” es Sergio Berni, para disputar una banca de diputado nacional, en la versión más de derecha del oficialismo que, según estos armados, concurriría con varios frentes. Por supuesto que el Gobierno intenta recuperar del manejo de la agenda, y de ahí los anuncios del Día de la Industria, aunque se estaría preparando algo bastante más articulado en el Plan de Desarrollo Federal que incluye buena parte de las obras de infraestructura que vienen reclamando los gobernadores, que respalda la postura de los que creen que la salida de la pandemia viene de la mano de la reactivación del mercado interno, lo que amplía cada vez más la grieta en el seno del Gabinete, y en la que el refortalecido ministro Martín Guzmán y el Banco Central no serían ajenos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario