Ciudad ya analiza flexibilizar medidas y abrir más aulas

Política

El Gobierno porteño espera hoy analizar la situación sanitaria para anunciar cómo siguen las restricciones y la presencialidad en las escuelas.

Horacio Rodríguez Larreta ya estudia la posibilidad de reducir las restricciones preventivas de contagios de coronavirus a partir del sábado, cuando ya no regirá el DNU de Alberto Fernández que extiende hasta mañana las restricciones que están vigentes.

Cuánto y cómo se instrumentarán esas aperturas, es un punto a definir, pero básicamente, el jefe porteño decidirá si la Ciudad de Buenos Aires se maneja por su cuenta en la implementación total de las medidas para amortiguar los efectos de la pandemia o espera atender lo que proponga el Gobierno nacional, cuando el viernes terminen las medidas que imperan hasta ahora, en momentos en que es delicada la situación sanitaria en provincias como Córdoba y Santa Fe, mientras que en la provincia de Buenos Aires, el ministro de Salud Daniel Gollán dijo el martes que si bien hay “un descenso de casos” por coronavirus las cifras aún “son altas”. En la misma jornada en forma similar, se expresó la cartera de Salud porteña.

Como sea, la flexibilización que le propusieron algunos ministros al jefe de Gobierno, no es poco. Están animados por una baja de los casos de contagios en el distrito, números que para el ministro de Salud, Fernán Quirós, aún no serían suficientes para descomprimir el sistema sanitario, seguir con la aplicación de vacunas y reforzar esa baja en la mentada curva que marca parte de las decisiones.

Las ideas a las que apuntan los funcionarios de la Ciudad de Buenos Aires, si hoy los guarismos trágicos del coronavirus se mantuvieran con tendencia a la baja en el distrito es la de reactivar la economía para los rubros más castigados por la pandemia, por un lado y por otro ampliar la presencialidad en las aulas.

En principio se debate la posibilidad de extender la actividad comercial en horarios y los fines de semana. Para eso también se extendería también el horario de circulación nocturna. En ese menú está la posibilidad de hacerlo desde las 22, ya no desde las 20, hasta las 6 de la mañana.

La gastronomía también contempla una extensión de horarios para posibilitar, inclusive, la oferta de la hora de la cena en mesas al aire libre hasta la medianoche.

“Todo está en análisis”, aseguraban ayer sobre el debate del gabinete porteño tras una reunión por la situación del covid-19.

El otro punto, es la presencialidad en las aulas, que actualmente se impone para la escuela primaria y preescolar y dos años de la escuela secundaria, mientras que los años superiores, de tercero a sexto, reciben clases virtuales como también el nivel terciario y educación de adultos. La propuesta es incorporar más alumnos de esa franja a la presencialidad, un tema en el que está claro que Larreta no se guiará por la decisión del gobierno de Alberto Fernández.

Además está contemplado que los bares y restaurantes atiendan durante los fines de semana aunque sigan con el sistema de retiro en el local o envío a domicilio. Siempre sería con mesas al aire libre.

A todo eso se podría incorporar la apertura de los gimnasios, con protocolos específicos para prevenir los contagios.

La situación que reflejen hoy los datos relacionados con los contagios de coronavirus y ocupación de camas de terapia intensiva, más el resto de los índices que se analizan, serán clave para la definición que debe difundirse en las próximas horas.

Dejá tu comentario