Confesó Bielsa congelamiento de los vuelos a las islas Malvinas

Política

La Argentina no volverá a intentar «seducir» a los kelpers en Malvinas, ni seguirá intentando, por ahora, reanudar vuelos a las islas desde territorio nacional. Fueron algunas de las definiciones de Rafael Bielsa, que visitó ayer la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, por primera vez este año. La agenda fue abierta, y los diputados repasaron todos los problemas pendientes de política exterior argentina. Pero el centro de las discusiones estuvo en la controversia que se mantiene con Chile por haber restringido las exportaciones de gas a ese país. El canciller confirmó que en los próximos días viajará a ese país para intentar dar explicaciones a su par Soledad Alvear.

• «La Argentina va a seguir reclamando por la soberanía sobre Malvinas. El 6 de junio volveremos a plantear el reclamo ante el Comité de Descolonización de la ONU. El gobierno no está de acuerdo con la política de seducción que se aplicó en los últimos años.»

• Los radicales Federico Storani, Merio Negri y Noel Breard criticaron la política de vigilancia y control de los recursos pesqueros argentinos: «Fue un fracaso; el calamar ha desaparecido como recurso», criticaron. El canciller tenía otra visión, acercada por la biología marina: «El calamar no desapareció, sino que se fue más al Sur por la aparición de una corriente cálida. No fue por depredación de los buques pesqueros extranjeros».

• Fue curiosa la explicación que dio Bielsa por el fracaso de las negociaciones para reanudar los vuelos con Malvinas desde la Argentina: «Había una negociación con Gran Bretaña, pero el diario Ambito Financiero filtró en una nota que existía un principio de acuerdo. Los británicos lo utilizaron para irritarse por la publicación y se suspendieron las conversaciones. Nosotros ahora no tenemos intenciones de reanudarlas y esperamos un gesto de los ingleses». Varios diputados sonrieron por la ocurrente forma de explicar el fracaso en las negociaciones.

• Explicó el canciller también la relación que la Argentina mantiene hoy con Chile, después del recorte en la exportación de gas a ese país. Confirmó que viajará a ese país -hizo una broma incluso diciendo que lo haría
«cuando me dé el permiso el Presidente»- y aclaró: «La relación con Chile es compleja. No sólo por el problema con el gas, sino también por algunos aspectos de Hielos Continentales y porque el gobierno chileno se ha quejado de algunas expresiones del presidente Kirchner cuando se solidarizó con el reclamo del pueblo boliviano por una salida al mar». Se quejó también de los diarios chilenos y sus expresiones sobre el corte de gas a ese país. Prometió disciplinar también a la prensa de ese país.

• El radical cordobés
Mario Negri, en tono de chicana, le preguntó a Bielsa: «¿Luis D'Elía tiene rango de embajador? Porque viajó a Bolivia a negociar el acuerdo para la importación de gas. ¿Es una gestión oficial?». El canciller no estaba muy informado de la cuestión y se lo hizo saber a los diputados: «Sólo le puedo decir que hay funcionarios de la Cancillería negociando el tema. De lo del viaje de D'Elía me enteré hoy por los diarios».

El piquetero blando viajó a ese país para entrevistarse con Osvaldo Peredo, dirigente del partido boliviano Movimiento al Socialismo, que se opone a la venta de gas a la Argentina, y convencerlo de que cambie de opinión, como hicieron hace una semana funcionarios argentinos con Evo Morales.

• Luis Zamora estuvo muy interesado en explicarle a Bielsa sus ideas sobre el futuro del ALCA. «Yo creo que hay que salir de esa negociación y le propongo un debate público sobre el ALCA y la deuda externa». «Yo estoy de acuerdo», contestó Bielsa, «En algún momento, le ofrecí a Adolfo Pérez Esquivel debatir sobre las mismas cuestiones.» «Me parece perfecto; yo creo que debe haber una vinculación directa en materia comercial con los pueblos y no con el gobierno de EE.UU.», retrucó Zamora. «Me parece bien, pero creo que es un objetivo muy difícil de alcanzar», terminó el canciller con toda la diplomacia que pudo encontrar a mano.

• También se le preguntó por la situación legal del embajador
José Octavio Bordón: «El juez recalificó el delito por el cual se lo imputaba que no exige detención, pero si existe otra orden diferente del magistrado, el gobierno acatará la decisión», dijo con relación con la investigación por pagos a asesores en la provincia de Buenos Aires que involucró al embajador ante EE.UU.

• Los diputados querían tener alguna confirmación de la idea que circuló por el gobierno para nombrar a
Carlos Chacho Alvarez como nuevo embajador en Madrid. Bielsa, sin hacer nombres, aclaró: «Tenemos definida la política a seguir hacia España, pero no encontramos al hombre indicado». Es decir, o el candidato ya no existe o la decisión se está tomando a puertas cerradas en el despacho presidencial.

Dejá tu comentario