Directora de la fundación SUMA aseguró que la recaudación en el Senado fue idea de Michetti

Política

La directora ejecutiva de la Fundación SUMA, Karen Zeolla, aseguró que la recaudación informal para organizar la cena solidaria de noviembre de 2015 fue organizada por Gabriela Michetti sin su consentimiento y aseveró que por todas las donaciones que recibe la entidad siempre se emite un comprobante.

La N° 2 de la institución identificó a los tres recaudadores informales Santiago Riobó, Federico Pinedo y Alejandra Illia -en rigor la tercera fue la hermana de Michetti, Silvina que le dio el dinero a Illia- y detalló el contexto en que se gestó la cobranza, que supuestamente luego fue robada en la casa de la Vicepresidente.

"A finales de octubre de 2015 le comenté a Gabriela que estábamos en malas condiciones económicas para enfrentar la cena de recaudación de ese año y ella me dijo que me iba a ayudar. Al 30 de octubre de 2015, el saldo de la Fundación es de $237.070,28, lo cual surge del extracto bancario de la cuenta de la Fundación. No tuve conocimiento en ese momento, sino que me enteré después, que Gabriela solicitó cooperación para la realización de la cena", expresó Zeolla en el juzgado federal de Ariel Lijo.

Y continuó: "Simplemente le informé a ella, a finales de octubre de 2015, la situación económica en la que estaba la Fundación. En el caso, Gabriela como Presidenta de la Fundación solicitó cooperación a amigos y colaboradores. Me entero de estos después del robo que sufrió Gabriela en su casa, el cual fue el 22 de noviembre de 2015, el día de las elecciones. Luego del robo, unos días después, creo que fue alrededor del 25 de noviembre, Gabriela me notifica mediante una nota que le robaron en su casa una determinada suma de dinero que correspondía a aportes efectuados por terceros a la Fundación SUMA y, en ese sentido, me adjunta un papelito escrito a mano en el que se consignaban las distintas personas que habían aportado dinero y los montos aportados. Eso creo que es todo lo que me informa, lo correspondiente a la Fundación. Me enteré de la existencia de este dinero aportado por terceros a Gabriela recién a fin de noviembre de 2015, con la nota que ella me entrega. La cena de recaudación fue el 30 de noviembre de 2015", señaló.

Ante esos dichos, los funcionarios judiciales le interrogaron si en alguna otra oportunidad se había solicitado "colaboración a terceros ajenos" a la administración de la Fundación para realizar esta colecta. Y Zeolla respondió: "No, no es una práctica que hacemos habitualmente, esta fue la primera vez que se hizo. Quiero aclarar que desde este año hay una persona dentro de la fundación, Andrea Diez, quien tiene el rol de desarrollo institucional y es el que tiene el vínculo con las empresas y las fundaciones para generar los recursos dentro de la fundación, ya sea dinero o especies".

En otro tramo de la declaración, aseguró que nunca antes se había utilizado el Senado del Nación como el lugar para recaudar el dinero para la ONG. "Las donaciones en efectivo se realizan en la sede de la Fundación y, en principio, tratamos que las donaciones las reciba Fiorella Pisoni, quien está en la administración, o yo. Yo por el poder que tengo puedo firmar los recibos, aunque Fiorella también por ser empleada de la Fundación puede firmarlos. Nadie más recibe las donaciones en efectivo".

En ese marco, la directora de SUMA aclaró que "siempre se entrega (recibo) y no hay ningún supuesto en el que no se entregue". Sin embargo, en la colecta organizada por Michetti más de una veintena de testigos y aportantes ratificaron que no les dieron comprobantes. Incluso a aquellos que pusieron más de $ 10.000 en efectivo para cubrir los costos de la cena anual solidaria.

Por otra parte, Zeolla aseveró que la Fundación "bancariza" el 98% de las donaciones. "Esto está reflejado en los extractos bancarios. Y la entidad por medio de la cual se realizan estas operaciones es el Banco Ciudad, que es el único banco en el que tiene cuenta la Fundación", manifestó.

Según el relato, en las galas solidarias se puede juntar fondos de varias maneras: la venta de mesas enteras; cubiertos individuales (en 2014 costaron $ 1.000 y en 2015 $ 1.500); por sistema electrónico o mercado pago en la Fundación; por transferencia bancaria, cheque o depósito a la cuenta de SUMA; por venta de publicidad en una revista, o por adhesión al débito automático mensual. "Todas las donaciones están registradas con su correspondiente monto y fecha. Todo esto fue en su momento aportado a la causa", indicó.

Esta semana ámbito.com reveló la declaración de la extesorera y actual directora del Enacom, Silvina Giudici, quien aclaró que a pesar de poseer ese cargo en la organización "nunca confeccionó" un balance y apuntó contra Zeolla. "Ella, asistida por una contadora y por gente de apoyo" presentaba los estados contables a la IGJ.

Sobre ese tema se expidió Zeolla en la testimonial. Admitió que la Fundación presentó los balances dos semanas después que se presentó la denuncia penal y que las sospechas por el origen del dinero llegó a los medios de comunicación. "Tengo un poder que se me ha otorgado, en virtud del cual puedo hacer las presentaciones ante la Inspección General de Justicia y de hecho las presenté yo. Las presentaciones de todos los estados contables de la Fundación las realicé en el mes de agosto de este año. Si bien los balances correspondientes a los ejercicios del 2011, 2012, 2013 y 2014 estaban confeccionados, no estaban presentados ante la IGJ. El balance del 2015 estaba demorado y el contador Daniel Schadarosky había propuesto hacer la presentación de todos los balances juntos, por eso se demoró hasta el mes de agosto de este año la presentación", confesó.

La joven politóloga explicó en la Justicia que trabaja a la par de Michetti desde hace 14 años y que llegó a ese lugar por compartir con el hijo de la Vice, Lautaro, la misma profesora de música. "En ese entonces comenzaba a estudiar la carrera de ciencia política y, por medio de aquella profesora, la conocí a Gabriela, quien era legisladora porteña de la ciudad de Buenos Aires. Comencé a trabajar en la legislatura con ella, yo tenía 19 años de edad. Hoy en día el vínculo que nos une es de carácter personal y afectuoso, muy cercano. La he acompañado en los diferentes lugares donde le tocó ejercer distintos roles", subrayó.

Zeolla es licenciada en Ciencias Políticas de la UBA y acusa en su CV online un curso para aprender a mejorar las áreas urbanas pobres, dictado en el Centro Weitz para el Desarrollo Sustentable, de Israel, una casa de estudios financiada por la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo del gobierno hebreo. Desde 2008 asesora a Michetti: lo hizo en la vicejefatura de Gobierno porteño, en la Cámara de Diputados y en la ONG, donde desde 2014 es la directora.

Directora de la fundación SUMA aseguró que la recaudación en el Senado fue idea de Michetti by ambito.com on Scribd

Dejá tu comentario