Tras las juras en el interior, Alberto Fernández volvió a trabajar de noche a la Rosada

Política

Al finalizar una larga jornada regresó a Casa Rosada para reunirse con la mesa chica. Al mediodía almorzó con Michael Kozak, quien encabeza la delegación estadounidense.

Cada minuto cuenta, más cuando se está comenzando un nuevo Gobierno. Luego de una extensa jornada que incluyo recepciones en Casa Casada y la participación en la jura de tres gobernadores, Alberto Fernández volvió a Balcarce 50 pasadas las 22 horas para seguir con reuniones.

Luego de su última aparición en Entre Ríos, Alberto volvió para reunirse en su despacho con su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro del Interior, Wado de Pedro y el vocero presidencial Juan Pablo Biondi. El mandatario y sus colabores estarían ultimando detalles del llamado a extraordinarias y las leyes que se enviarán al Parlamento.

Desde temprano, el Presidente ocupó su agenda con reuniones que incluyeron primero a su par de Cuba y luego al enviado del norteamericano Donald Trump. Pero también se hizo tiempo para participar de la asunción de Axel Kicillof como gobernador de la provincia de Buenos Aires y de tarde noche de Omar Perotti en Santa Fe y de Gustavo Bordet en Entre Ríos.

Pasadas las 14, el Presidente se reunió con el subsecretario interino del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental estadounidense, Michael Kozak, y acordaron crear un sistema de consulta permanente para trabajar coordinadamente entre ambos países, durante el encuentro que se realizó este mediodía en la Casa Rosada.

La reunión comenzó con un retraso ya que al volver de La Plata, Alberto mantuvo un breve encuentro con su asesor Gustavo Beliz y el canciller Felipe Solá, y luego subió al comedor del personal de la Casa Rosada, saludó a los empleados y se sacó fotos mientras le cantaban “Alberto presidente”.

El funcionario del Departamento de Estado elogió el discurso que el Presidente ofreció ante la Asamblea Legislativa y le transmitió los mismos conceptos sobre el “apoyo” para la negociación con el FMI que le había manifestado el presidente Donald Trump durante la conversación telefónica que mantuvieron hace unas semanas.

Fuentes del entorno del Presidente agregaron que "no recibieron ninguna queja" de parte de la delegación norteamericana por la invitación a la asunción de Alberto Fernández del representante de Venezuela, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. Kozak agregó que Argentina puede recibir a quien quiera. "Nosotros no tenemos que pedir permiso para invitar a nadie", expresaron a su vez las fuentes.

Además, Kozak le trasladó a Fernández una invitación para el Gobierno nacional para el 17 de diciembre en Washington. El presidente argentino se comprometió con la presencia de una comitiva argentina en el evento vinculado al petróleo.

Participaron de la reunión el canciller Felipe Solá, el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la Nación, Gustavo Béliz, y Jorge Argüello. Por parte de la comitiva norteamericana también asistieron el embajador en la Argentina, Edward Prado, el consejero político Chris Andino y la asesora Mariju Bofill.

Primera jornada

A las 9:30, apenas minutos después de llegar a Casa Rosada desde la Quinta de Olivos, donde ya se instaló anoche, Fernández se reunió con el cubano Miguel Díaz Canel.

Alberto Fernández con Miguel Diaz Canel video

Luego viajó a La Plata, junto a la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, para la jura de Kicillof.

Cristina y Alberto en la jura de Kicillof.jpg
Alberto participó, junto a Cristina Fernández de Kirchner, de la jura de Axel Kicillof.

Alberto participó, junto a Cristina Fernández de Kirchner, de la jura de Axel Kicillof.

La agenda presidencial continuó con el viaje a la provincia de Santa Fe adonde concurrió a la asunción del nuevo gobernador Omar Perotti y luego fue a Entre Ríos para participar de la toma de poder de Gustavo Bordet.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario