En su cumpleaños, Solá pidió "abandonar las viejas ideas y renovar los sentimientos"

Política

El diputado nacional Felipe Solá festejó el viernes su cumpleaños 60 con un almuerzo al que asistieron familiares, amigos, diputados nacionales, legisladores provinciales y dirigentes de diversos sectores políticos.

En el restorán Mal de Amores del partido de General Rodríguez, el ex gobernador de Buenos Aires compartió una comida con sus afectos más cercanos, como su esposa, María Elena Chaves y su madre, y compañeros de la vida política, como sus pares en la Cámara de Diputados, los macristas Federico Pinedo y Christián Gribaudo, los felipistas Roberto Mouillerón, Raúl Rivara, Claudia Rucci, Adriana García y Lorena Rossi. También estuvieron presentes ex funcionarios, como el ex ministro de Economía Martín Lousteau, la ex ministra de Educación Susana Decibe, el ex ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires León Arslanian.

Al momento de dirigirse a sus invitados, Solá mezcló agradecimientos con política. Ante quienes lo acompañaban en la celebración pidió "abandonar las viejas ideas" y, en cambio, "renovar el sentimiento de que por la vía política y programática se puede cambiar el país".

"Para renovar el sentimiento peronista, más allá que cantemos la marcha , tratemos de abandonar siempre todo cliche, toda invocación a la doctrina, inclusive tratemos de abandonar viejas ideas. Lo que hay que hacer es renovar el sentimiento", afirmó.

En otro pasaje de su discurso, el diputado reiteró su intención de ser candidato a presidente el próximo año: "Prefiero ganar o perder diciendo qué programa va a ser llevado adelante".

Además, estuvieron presentes el el titular de UATRE y de las 62 Organizaciones Peronistas, Gerónimo Venegas, el intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, el abogado constitucionalista Alberto García Lema, el economista Juan Carlos Tudesca, la senadora provincial del Peronismo Federal, Esther Barrionuevo y los diputados provinciales del Peronismo Federal, Juan Carlos Piriz, Ismael Passaglia y Mario Cura.

Dejá tu comentario