Ex duhaldistas calculan costos de un divorcio

Política

Discutieron, se insultaron, votaron divididos. Sin embargo, y fieles a su naturaleza peronista, los diputados (ex) duhaldistas continuarán juntos, al menos por ahora. Aunque el Peronismo Federal ingresó el miércoles pasado al debate por la reforma del Consejo de la Magistratura dividido, con un sector antikirchnerista que desconoció el mandato de su presidente de bancada, José María Díaz Bancalari, ahora la estrategia de ambos bandos es mantener la unidad de la bancada.

Tanto el grupo El General, opositor a Néstor Kirchner y comandado por Eduardo Camaño, como los más conciliadores liderados por Díaz Bancalari, saben que la Cámara baja entra en un período especial con la apertura de las sesiones ordinarias y con el consiguiente armado de las comisiones parlamentarias. Lejos de atomizarse, especulan entonces con poder incluso aumentar su número. Creen que el gobierno nacional no podrá satisfacer los reclamos de todos los sectores en el armado de las comisiones, ni siquiera de aquellos que colaboraron con su voto en la reforma del consejo de jueces. Y a partir de ese juego de seducción y desencanto político que se da en los pasillos del Congreso, aspiran a incorporar nuevos soldados en sus tropas.

• Buena relación

Los estrategas duhaldistas destacan la buena relación que el santacruceño Eduardo Arnold mantiene con Camaño, pese a que el patagónico negoció una reconciliación con el gobierno tras su voto favorable para la reforma del Consejo de la Magistratura. El sanjuanino Guillermo Baigorri, y los ex menemistas José Figueroa y Fernando Salim -dio parte de enfermo y se abstuvo de votar en el recinto-son otros que mantienen una delicada relación con el oficialismo y que están expectantes por el reparto de las comisiones.

Tan cuidadosos están los ex duhaldistas para preservar la unidad del bloque que incluso Camaño frenó la difusión de un documento crítico a la conducción del bloque por el apoyo al gobierno en la reforma judicial. Promueven ese documento rupturistas integrantes del llamado grupo El General con el proísta Cristian Ritondo. En la misma sintonía, Díaz Bancalari había asegurado que ningún legislador de su sector sería expulsado por haber votado en contra de la ley de reforma del Consejo de la Magistratura. «El peronismo siempre ha tenido la grandeza de convivir con diferencias, con lo cual, por lo menos desde nuestro ámbito, no hay espíritu de echar a nadie», afirmó el diputado. Y remarcó que «quienes votaron por el sí, lo hicieron convencidos de que es un buen proyecto».

Dejá tu comentario