Extravagancia: Juez, fiscal de López Murphy

Política

Ricardo López Murphy insistió ayer desde Córdoba en la posibilidad de que se cometa fraude en las elecciones presidenciales del 28. Ese temor, que expresó todo el arco político opositor, pareció desvanecerse en el tramo final de la campaña, eclipsado por el precio del tomate.

Sin embargo, el candidato presidencial de PRO-Recrear se mostró en tierra cordobesa cerca de un ex kirchnerista como Luis Juez y aceptó su oferta de más fiscales para controlar los comicios del último domingo del mes.

«Lo que ocurrió en Córdoba nos debe alertar y por ello es bueno tomar todas las precauciones para el control de la elección», sostuvo López Murphy al agradecer la propuesta de Juez, quien denunció fraude en los comicios locales de setiembre último donde resultó ganador Juan Schiaretti. Ese polémico escrutinio, sumado al de Chaco, motivaron una presentación conjunta de los partidos ante la Cámara Nacional Electoral para que se extremen las medidas de transparencia en la elección presidencial.

PRO-Recrear es uno de los partidos con más dificultades para reunir fiscales en localidadesdel interior del país, donde las superestructuras partidarias del PJ y de la UCR son las únicas con representación territorial en casi todas las localidades. Por eso el candidato aceptó la oferta de Juez para redoblar el control en los comicios con más fiscales y evitar así eventuales trampas el día de la votación.

López Murphy también aprovechó para criticar duramente a la postulante presidencial del oficialismo, Cristina Fernández de Kirchner, pero admitió que su propia candidatura está «luchando» por posicionarse mejor de cara a las elecciones del 28 de octubre. Para el ex ministro de Defensa, la sociedad argentina «está atemorizada y se siente burlada, agobiada e intimidada».

  • Inflación

    El economista compartió una cena con empresarios locales en el Jockey Club Córdoba, volvió a cuestionar los índices de inflación y señaló que «no hay que andar echándole la culpa al tomate, ni a la papa ni a la calabaza». Y hoy, de regreso en la Capital Federal, participará de un almuerzo con autoridades de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA).

    El encuentro se realizará a las 12.45, en el séptimo piso de Pasteur 633, sede de la DAIA, informaron voceros de Recrear. También su compañero de fórmula, el diputado Esteban Bullrich, se quejó de los distorsionados índices inflacionarios. Dijo que el boicot al tomate, «debiera ser una alerta para el Presidente y sobre todo para la candidata oficialista porque no se trata sólo de los precios. Se trata de la indignación que provoca en la gente la mentira obscena del gobierno».

    «Además, si los índices defendidos por la señora de Kirchner son veraces ¿por qué protesta la gente? ¿Acaso la gente miente? Que no se equivoque, no somos los partidos políticos los que dejamos de comprar tomate», rezongó Bullrich. El legislador, miembro de la Comisión de Defensa al Consumidor explicó que «esta situación se combate fomentando la inversión, a través de la baja de impuestos. Negar la realidad, pelearse con la gente son medidas propias de un gobierno falto de rumbo y, peor aún, sin voluntad política para remediar estos graves problemas».
  • Dejá tu comentario