Independencia: Alberto Fernández relanza sociedad con los gobernadores

Política

Con continuidad de asistencia IFE y ATP se blinda en torno a los propios. Guiño a los opositores y seducción a sellos provinciales.

Bajo el aura de los festejos del Día de la Independencia, Alberto Fernández reafirmó su alianza con los gobernadores; en la previa con una videoconferencia que derivó en anuncios para aliviar la situación de las provincias (continuidad de IFE y ATP), y durante el acto del 9 de Julio con presencia virtual en Tucumán, donde volvió a abrazarse a los mandatarios.

Así, el Presidente se blinda en torno a los propios -columna del Frente de Todos desde tiempos de campaña electoral-, renueva la seducción a la franja de sellos provinciales y les da un guiño a opositores, tras ciertas tensiones en las últimas semanas por el reparto de fondos… Clima de unidad de 9 de Julio.

“Desde el gobernador de Jujuy hasta el de Tierra del Fuego, todos entendimos que no había un dilema: que había que preservar la salud y la vida de la gente”, dijo Fernández sobre las medidas pandémicas, seguido por teleconferencia por los mandatarios, con el tucumano Juan Manzur en otro primer plano, como anfitrión de un atípico acto central. Desde el tercer patio del Museo Casa Histórica de la Independencia, Manzur le agradeció que “cumpla con la palabra empeñada y que a cada instante convoque a todos los gobernadores, sin distinciones partidarias”. El tucumano había estado en la semana en Casa Rosada, donde cerró compromisos en un puñado de ministerios por obras en municipios y apoyo a las economías regionales. Además, fue el gobernador que recibió un mayor monto ($6.000 millones) de préstamo del Fondo Fiduciario, una de las herramientas que estipuló el Gobierno nacional de auxilio a las provincias al inicio del aislamiento, $120.000 millones en total.

La convocatoria amplia mencionada por Manzur se había materializado unas horas antes. En el anochecer del miércoles, Fernández abrió el tubo de oxígeno para las cuentas provinciales, golpeadas por el efecto tijera: mayores gastos afectados a la Salud y contención social en paralelo a una caída de la recaudación. El jefe de Estado les prometió en la conferencia un giro por $10.000 millones vía Aportes del Tesoro (ATN), la otra pata del programa de auxilio a provincias. El reparto no es discrecional como en la firma de los préstamos, que benefició más a los peronistas que a los radicales, sino en relación con el índice de coparticipación (con prioridad a distritos que tienen deuda en dólares).

En esa línea, las novedades de asistencia fueron una palmada para los gobernadores UCR, que habían vertido quejas recientes, en distintos tonos. En esa línea, el correntino Valdés devolvió la gentileza: “Necesitamos de la ayuda de la Nación y ellos han colaborado mucho con nosotros. Nos enviaron 40 respiradores y ayer $360 millones en conceptos de ATN”, dijo al medio local El Litoral. Valdés había pedido por ATN adeudados desde abril.

Asimismo, la continuidad para todo el país del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que cerraron los gobernadores es una cucarda para otro radical, Gerardo Morales, quien fue el primero en pedirlo, cuando decidió el retorno a Fase 1 por el rebrote del virus en Jujuy. Morales lo celebró en las redes sociales, tras haber elevado una carta al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, reclamando que se expandiera más allá de CABA, Buenos Aires, Córdoba y Chaco, los únicos distritos que en principio iban a ser atendidos. “La actividad económica y productiva se encuentra paralizada”, escribió Morales a Cafiero. Jujuy fue uno de los distritos que más empleo perdió con la pandemia, aún en los meses en que llevaba una vida más normalizada que el resto del país, según datos del Ministerio de Trabajo (ver página 18). Una muestra de que la relación entre actividades habilitadas y mejora económica no es necesariamente lineal. El mendocino Rodolfo Suarez también aplaudió la expansión por otro mes de IFE y ATP, mientras mantiene enconos por el bajo monto otorgado en préstamos ($1.900 millones) y por el entuerto Portezuelo del Viento.

Entre los gobernadores del Frente de Todos y de sellos provinciales también hubo alivio con la noticia, con mensajes tuiteros del sanjuanino Sergio Uñac, el santafesino Omar Perotti, el entrerriano Gustavo Bordet, la santacruceña Alicia Kirchner, el fueguino Gustavo Melella entre algunos de los mandatarios PJ y afines. De los neutrales, saludaron al dúo IFE/ATP el neuquino Omar Gutiérrez, la rionegrina Arabela Carreras y el salteño Gustavo Sáenz. Muchos de ellos se explayaron luego en declaraciones a medios de sus provincias.

Por su parte, el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, celebró que unos 200 mil santiagueños puedan acceder este mes el IFE, pero también pidió la inclusión en los ATP de los trabajadores temporales del sector turístico, con epicentro en Termas de Río Hondo, que al no haber sido incorporado en las nóminas formales de los empleadores quedaron excluidos de la ayuda. Zamora, además, lanzó un fondo provincial de $200 millones para algodoneros de baja escala y un programa símil IFE para trabajadores de la cultura y el deporte.

Asimismo, en las provincias turísticas recibieron con expectativas el proyecto legislativo del Gobierno nacional a través de la cartera que gestiona Matías Lammens para inyectar fondos en la recomposición del sector para la pospandemia, con créditos de hasta 50% de las compras de paquetes que se hagan ahora para viajar a futuro por el país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario