Gobierno acusó a la UCR de "cuasi golpistas" y el partido salió a responderle con dureza

Política

Referentes del radicalismo rechazaron este mediodía las acusaciones del Gobierno nacional, ratificaron que está "retomando el eje de trabajo coordinado con la oposición" y sostuvieron que acusarlos de golpistas es "no comprender lo que es un debate democrático".

El presidente de la UCR, Ernesto Sanz, respondió sostuvo que "en realidad es el Gobierno el que se desestabiliza a sí mismo". "No hay cosa más desestabilizante que tener una actitud de confrontación, encierro y de soberbia permanente. Le pedimos al Gobierno que deje de desestabilizarse a sí mismo, que deje de agredirse a sí mismo para encontrar el rumbo y darle tranquilidad a la gente", señaló.

"¿Por qué en caso de empate en el Senado el radicalismo no va a procurar que quien tiene que desempatar acompañe? Pretender que esto es golpista es no comprender lo que es el debate democrático", sostuvo por su parte, el diputado Ricardo Alfonsín en referencia al posible desempate del vicepresidente Julio Cobos.

El vicepresidente primero de la Cámara Alta subrayó incluso que "no hay que pensar que Cobos va a acompañar a la UCR simplemente porque se quebró la alianza de gobierno" sino que "probablemente coincida porque entenderá que hace lo que corresponde y está formado en los valores radicalistas".

En tanto, el presidente del bloque de senadores de la UCR, Gerardo Morales, remarcó que "el radicalismo está en marcha, retomando el eje de trabajo de coordinado con la oposición" para avanzar en medidas clave en el Congreso como el freno al Fondo del Bicentenario y la coparticipación del Impuesto al Cheque.

Por la mañana, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, acusó a la UCR de tener "una actitud cuasi golpista" por "pedirle al vicepresidente Julio Cobos que vote en contra del gobierno del cual forma parte". En línea el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió a pegarle a la UCR tras la foto con Cobos.

"La Unión Cívica Radical (UCR) debería replantearse su papel como oposición, porque los argentinos necesitamos paz y tranquilidad, no palos en la rueda permanentemente", añadió el funcionario nacional.

De esta forma, Randazzo cuestionó al radicalismo por oponerse al Fondo del Bicentenario y pedirle a Cobos que no respalde la iniciativa del Ejecutivo cuando se trate en marzo en el Congreso el decreto de necesidad y urgencia que dispuso su creación.

"Cobos no es representante ni de los legisladores ni de las provincias. Es parte de la fórmula que eligió el pueblo en 2007 y que llevó a Cristina Fernández de Kirchner a la Presidencia", dejó en claro el titular de la cartera política, y añadió que "pedirle (al vicepresidente" que actúe en contra de la voluntad popular tiene claramente un objetivo destituyente?.

En ese marco, Randazzo sostuvo que "es lamentable que aquellos que se presentan como los defensores de las instituciones sean los primeros en violarlas y se sientan orgullosos de traicionar la voluntad del electorado?. "Es una vergüenza que el presidente de la UCR (Ernesto Sanz) le dé instrucciones al vicepresidente de la Nación, que fue elegido para acompañar un proyecto y no para buscar destruirlo?.

Finalmente, el ministro del Interior llamó a la reflexión al titular del Senado y al partido centenario.

"Le pido a Cobos y al radicalismo que reflexionen. Estamos nuevamente frente a una enorme oportunidad, con la economía creciendo, lo cual redundará en nuevos puestos de trabajo, récords de producción y de consumo. Y todos somos responsables de cuidar este presente?, concluyó el funcionario.

En tanto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, disparó esta mañana contra la UCR a quien acusó de "poner en riesgo las instituciones" y tener actitudes "cuasi golpistas".

"La UCR en con estas acciones se pone en una situación preocupante. (El presidente de la UCR, Ernesto) Sánz, por quien tengo un enorme respeto, le baja línea al vicepresidente, creando una situación compleja que pone en riesgo las instituciones", consideró Fernández.

Dejá tu comentario