Inversión: un dato oficial muestra que ya se ubica por encima de 2019

Política

Según el Centro de Estudios para la Producción, en el primer trimestre de 2021 la inversión tuvo un alza del 14,3% respecto de 2019.

La inversión ya superó los niveles que tenía en 2019, el año previo a la pandemia. Según datos del Centro de Estudios para la Producción, que pertenece al Ministerio de Desarrollo Productivo, en el primer trimestre de 2021 tuvo un desempeño 14,3% superior al promedio de 2019, y fue el componente de la demanda agregada de mayor ritmo de crecimiento. La suba también se tradujo en la creación de empleo. Buen desempeño de bienes transables, mayor actividad en la industria, mejores precios en el agro, mayor financiamiento y la brecha cambiaria influyeron en la suba.

Asimismo, el informe destaca que todos los componentes de la inversión vienen ubicándose por encima de los niveles de 2019. En ese sentido, se destacan alzas en equipos de transporte que estuvieron un 60% por encima del promedio de ese año y también en maquinarias y equipos de origen nacional que se ubicaron un 35% por encima de la media de entonces.

Pese al repunte, los datos reflejan que persisten grandes heterogeneidades. Por ejemplo, los fabricantes de maquinarias para oil & gas tuvieron un muy mal 2020 por el impacto de la baja de precios del petróleo. Sin embargo, con la reactivación de Vaca Muerta, en los últimos meses se percibe un repunte en la facturación del sector.

Según explicaron fuentes oficiales a Ámbito, el diagnóstico del Gobierno es que “la inversión reacciona más a los sectores transables, que hoy están mejor posicionados que los no transables. La industria por actividad y el agro por precio”. Al mismo tiempo, argumentaron que en la actualidad hay más y mejor acceso al financiamiento que en la base de comparación.

En el sector privado también destacan mejoras en el acceso a financiamiento. “Un factor que juega a favor del buen desempeño relativo del sector de maquinaria son las mejores condiciones crediticias que hace dos o tres años no estaban. En términos de tasas de interés hoy contamos con tasas más atractivas y compatibles con la producción. El desafío en esta circunstancia pasa por ampliar lo máximo posible los plazos de los créditos, por ejemplo, en Brasil hay líneas de entre 10 y 20 años”, dijo a Ámbito Tomás Canosa, director de Estudios Económicos de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA).

El secretario de las Pequeñas y Medianas Empresas, Guillermo Merediz coincidió en la importancia que tiene el mayor financiamiento en la recuperación de la inversión. “Antes de que asumamos el Fondo de Garantías del Ministerio tenía $1.000 millones y ahora cuenta con $143 mil millones Este apuntalamiento es trascendente para modificar el sistema crediticio. Pasamos de otorgar 1.600 créditos productivos en 2019 a más de 658 mil en lo que va de nuestra gestión”, explicó el funcionario.

Otro indicador que muestra el mayor interés en invertir son las consultas de fabricación nacional que se hacen a las entidades referentes en cada rubro antes de otorgar un crédito subsidiado. En el caso de la metalurgia, ADIMRA es una de las fuentes y en el mes de julio tuvo un récord de consultas, recibió 329, cuando en enero había tenido solo 188.

Los analistas consultados también señalaron a la brecha cambiaria y las dificultades para acceder al dólar como otro motivo para que las empresas vuelquen mayores desembolsos en concepto de inversiones.

De acuerdo al relevamiento del CEP, el mayor dinamismo de la fabricación de bienes de capital se está reflejando también en la evolución positiva del empleo formal. Entre enero de 2018 y abril de 2020, el sector pasó de tener más de 51 mil puestos de trabajo formales a menos de 49 mil. Desde entonces, el repunte fue sostenido, y en abril de 2021 el total de empleos en el sector superó los 52 mil y alcanzó una expansión del 4,5% en relación al 2019

Temas

Dejá tu comentario