Kirchner no cogobierna en Capital, le dicen a Telerman

Política

«El Presidente considera que debés armar el gabinetecon total libertad.» La frase la escuchó el sábado Jorge Telerman, heredero de la gestión del destituido Aníbal Ibarra, de boca de Alberto Fernández. Para el kirchnerismo que conoció la reservada conversación, que podría continuar hoy, sonó casi como una sentencia: «Néstor no apoya. No es su estilo. El gobierno no cogobernará en la Capital Federal». Sin embargo, hay a la espera dos ministerios que podría cubrir el oficialismo. Es que traductores de Telerman coincidieron en que esa «total libertad» se explicaba en términos literales y que, en definitiva, «lo que se conversó fue la construcción de un proyecto conjunto para 2007», es decir, cuando haya elecciones, lo que no significa ni para uno ni para otros que Telerman sea el candidato elegido por el gobierno para esa competencia por ahora.

El nuevo mandatario de la Capital Federal llegó a la reunión con Fernández con un organigrama con dependencias y nombres propios.

«Jorge no podía esperar a que si el gobierno no le proponía candidatos él no tuviera los suyos», explicaron y así fue. La sorpresa es que, al menos hasta anoche, esas figuras son más que conocidas en el ibarrismo y que en la mayoría de los casos se trata del ascensos y transferencias de quienes ya ocupan áreas. Es cierto, además, que Telerman no ha ganado una votación y que si bien durante cuatro meses de suspensión en el cargo de su antecesor pudo imaginar el final, no parece haber ensayado la posibilidad.

Durante los últimos días, el jefe porteño se entregó a los micrófonos con la idea de desandar su discurso inicial, en el que pareció querer borrar todas las huellas de
Ibarra. En cambio, remarcó en las últimas horas que su gobierno era la continuidad.

Lo habría hecho al conocer que una de las cuestiones que irritó en la Casa Rosada, en el sector que mejor comulga con
Fernández y que fracasó al impulsar el retorno de Ibarra, es que « asumió como si lo hubiera ganado en las urnas». Telerman pudo contestar que Kirchner hizo lo mismo cuando había perdido en las elecciones de 2003.

Telerman
quiere ser candidatoa seguir en el puesto en 2007, pero por ahora no es lo que piensa el gobierno, que aceita la sintonía con Daniel Scioli, mientras mira qué expectativas puede tener Daniel Filmus, entre otros, quien finalmente es el que hubiera querido Fernández para primer candidato a diputado nacional en lugar de Rafael Bielsa.

Pero todo suma en los campamentos del kirchnerismo. También
Telerman, quien manejará casi dos años el tercer presupuesto del país, un generoso capital para desparramar en vistosa obra pública.

• Centroizquierda

Sin funcionarios a propuesta de Alberto Fernández o, dicho al modo kirchnerista, «sin que el gobierno ponga funcionarios al frente de áreas», Telerman ha resuelto -aún de acuerdo con el jefe de Gabinete nacional- un staff más al estilo del ibarrismo con el que intentará dejar claro que el suyo «no es un gobierno peronista» y que continuará «el armado de centroizquierda» que gustará a Kirchner, cree.

Hoy
Telerman enviará a la Legislatura la ley de ministerios que la Ciudad no tiene, con la cual modifica la actual estructura del organigrama porteño. Hasta anoche, entonces, las áreas y los nominados eran los siguientes:

• Hacienda. Se hará cargo
Sergio Beros, un abogado de confianza del jefe porteño, quien por ahora dejará toda la estructura que manejaba la saliente Marta Albamonte, candidata a ocupar un lugar en el directorio del Banco Ciudad.

• Secretaría General. La ocupará el jefe de Gabinete,
Raúl Fernández. En principio iba a tener sólo tareas administrativas del edificio, pero ante la nueva situación le delegarán funciones políticas.

• Ministerio de Gobierno. Como ya se dio a conocer, será uno de los dos superministerios, a cargo del actual secretario de Seguridad,
Diego Gorgal, heredero del duhaldista Juan José Alvarez, con más competencias que las actuales (Justicia y área electoral, además del control de la Ciudad).

• Ministerio de la Producción. Lo ocupará
Enrique Rodríguez, actual titular de la Corporación Sur de Buenos Aires, un ente descentralizado. Rodríguez, quien fue ministro de trabajo de Carlos Menem y uno de los hombres importantes en el partido vecinal que supo tener Gustavo Béliz, profesa hoy en el kirchnerismo. Ante la negativa de Javier González Fraga a ser ministro, manejará el área, aunque el economista estará a cargo de un ente dedicado al fomento de las actividades productivas. . Derechos Humanos y Sociales. Tal como se anticipó, comandará ese ministerio Gabriela Cerutti, colaboradora de Telermandesde que éste ocupó la Secretaría de Cultura en 2000.

• Cultura.
Silvia Fajre, que se desempeñaba como subsecretaria, asciende y se retira Gustavo López.

• Gestión Pública. Es el actual área de Descentralización que dejó el kirchnerista
Héctor Capacciolli para ocupar un cargo en el gobierno nacional. Le adosarán «modernización del Estado» y la oferta es para el socialista Roy Cortina, quien ya venía proponiéndose para conducirla desde que piloteó la comisiónlegislativa sobre el tema. Sin banca en la actualidad, Cortina tendría ahora el lugar al que aspiraba junto a Ibarra.

Rechazó la propuesta el legislador
Miguel Talento, al conocer que su designación no formaría parte de un acuerdo entre el gobierno local y el nacional.

• Educación. Tras la conversación con
Alberto Fernández, del lado de Telerman consideran que así crecen las posibilidades de que ocupe el lugar de Roxana Perazza el actual viceministro de Filmus, Alberto Sileoni.

• Medio Ambiente. Se iría
Eduardo Epsztein, pero quedaría al frente uno de sus subsecretarios, Marcelo Vensentini, ligado a Raúl Fernández desde los tiempos en que integraron un núcleo del Partido Intransigente.

• Mantenimiento Urbano. Lo comandaría una de las actuales subsecretarias de Infraestructura,
Lía María, ligada al ibarrismo, a quien Telerman destaca «por su capacidad de trabajo y resolución».

• Obras Públicas. Se desarma la actual Secretaría de Infraestructura y se iría su titular, Roberto Feletti. Sonaban para reemplazarlo los nombres del actual titular de AUSA (ente que administra las autopistas), Felipe Nougués, y del ex macrista Juan Pablo Schiavi, actual director del Ente Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad. Fue jefe de campaña de Mauricio Macri en 2003, pero migró al oficialismo cuando el empresario se alió con Ricardo López Murphy.

• Salud. Ya lo confirmó
Telerman: continuará el kichnerista Donato Spaccavento, a quien había nombrado Ibarra tras la renuncia de Alfredo Stern.

Dejá tu comentario