Kirchner y Busti firman la paz por actos del 17

Política

«Respeto todas las visiones dentro del peronismo, pero tenemos que seguir construyendo. Tengo una encuesta que refleja que 75% de los consultados identifica al PJ como el refugio de la gobernabilidad. En medio de la crisis internacional tenemos que actuar con responsabilidad y profundizar la obra pública para que no decaiga el empleo.»

Néstor Kirchner selló con es alarde de imaginación la paz con Jorge Busti, el caudillo entrerriano que había enfrentado al gobierno nacional en la batalla por las retenciones móviles.

Sin la tradicional picada de quesos y fiambres con la que Kirchner ablanda a sus invitados, el ex presidente mantuvo primero un encuentro de 40 minutos a solas con Busti mientras el ministro del Interior, Florencio Randazzo, entretenía a la veintena de diputados, senadores y dirigentes del peronismo díscolo de Entre Ríos que peregrinaron hasta la residencia del matrimonio Kirchner en Olivos.

  • Alineados

    Busti le explicó a Kirchner que mantendría en pie su acto por el Día de la Lealtad en Concordia, pero que no se trataba de un contraacto convocado para opacar su presencia, el mismo día, en Paraná junto a Hugo Moyano, Alberto Balestrini y el gobernador Sergio Urribarri. «Pudimos tener diferencias de coyuntura, Néstor, pero son diferencias que se dan dentro del peronismo. Pasada la coyuntura del debate sobre las retenciones vamos a estar alineados», prometió Busti al tiempo que reclamó políticas para el sector agropecuario.

    El ex presidente y jefe del PJ a nivel nacional incluso invitó a Busti a acompañarlo a una recorrida por las provincias para reactivar el PJ en todos los distritos con vistas a las elecciones legislativas del año próximo. Ni el ministro del Interior, Randazzo, ni Kirchner mencionaron una sola palabra sobre su eventual candidatura a diputado por la provincia de Buenos Aires. En el encuentro, que se extendió por más de dos horas y media, apenas se bebió agua mineral. La reunión se desactivó rápidamente para que Kirchner pudiera ver el segundo tiempo de Argentina-Chile. Además, algunos de los diputados presentes, como el entrerriano Gustavo Zavallo, debían regresar al Congreso para votar el proyecto de la ley de Presupuesto para 2009.

    La gestión inicial, infructuosa, para unir a Busti y Kirchner estuvo a cargo de Juan Carlos Mazzón, operador presidencial. Ante la negativa del ex gobernador de Entre Ríos a visitar Olivos, el esposo de Cristina de Kirchner tomó el teléfono y llamó en persona a Busti: «Te espero en Olivos, tenemos asuntos para conversar, más teniendo tan cerca el 17 de octubre», le dijo el ex presidente al jefe de la Cámara de Diputados de Entre Ríos.

    A Busti lo acompañarán 19 diputados y nueve senadores provinciales, y los diputados nacionales María Cristina Cremer de Busti, María de los Ángeles Petit y Zavallo, quienes votaron en contra de la polémica ley de retenciones móviles en el conflicto entre el gobierno nacional y el campo.
  • Dejá tu comentario