Macri busca mostrarse activo con viaje a Asunción y guarda silencio por espionaje

Política

Reunión por FIFA se convirtió en rally con abrazo a Cartes y saludo a Abdo Benítez.

“Siempre que tengo una oportunidad vengo a este país. Mi visita obedece a una invitación de mi amigo Horacio Cartes para repasar una agenda acerca del futuro, de cómo salir este momento de preocupación que ha significado esta pandemia”, explica Mauricio Macri al canal paraguayo. No hubo, hasta el momento, una entrevista para que el expresidente responda sobre el espionaje durante su gestión.

Mientras se viven días claves para la causa que investiga toda una red de espionaje ocurrida bajo la gestión de Mauricio Macri como presidente, el líder de Juntos por el Cambio realizó un viaje relámpago a Asunción del Paraguay para reunirse con el exmandatario de ese país y un breve saludo con el presidente de ese país Mario Abdo.

El viaje, generó demasiadas suspicacias debido a que la investigación judicial que se lleva a cabo por el espionaje a distintas figuras de la política, del periodismo, entre otros, salpica a personas muy cercanas al exmandatario, entre los cuales se encuentra su secretario Darío Nieto y Susana Martinengo, quien fuera directora del área de Documentación Presidencial durante la gestión Macri.

Si bien el viaje se produce supuestamente por su rol de presidente de la Fundación FIFA, nunca difundió la agenda de temas a tratar. La noticia generó cierto malestar entre la dirigencia del fútbol local y sudamericana, que nunca aceptaron el nombramiento de Macri en el ente máximo del fútbol mundial, y preocupación en Paraguay por el riesgo que implica la llegada de cualquier argentino en este contexto.

El expresidente de la Nación viajó en un Cessna Citation 650 XLS+, que pertenece a la empresa Tabacalera del Este S. A., propiedad de Cartes, un rico productor tabacalero, quien lo recibió con un abrazo en su hangar privado, sin utilizar tapaboca, y sin cumplir con el distanciamiento social. La titular de la Dirección de Migraciones de Paraguay, María de los Ángeles Arriola, confirmó la existencia de un permiso especial en el marco de la emergencia por el covid-19. Arriola aseguró que no se informó a las autoridades el motivo de la visita pero confirma que se cumplieron los protocolos sanitarios. También informó que su país se encuentra en Fase 3 de la cuarentena, a punto de ingresar en Fase 4, y hay “un decreto presidencial que restringe pero no prohíbe el ingreso de extranjeros, si se trata de un presidente o ex presidente de una Nación”.

Macri partió del Aeródromo de San Fernando alrededor de las 11, acompañado por uno de sus custodios, Leonardo Galiñanes, pero llamó la atención que no lo haya acompañado Darío Nieto, el exsecretario de Asuntos Presidenciales y secretario privado del exmandatario, que días atrás fue allanado por el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, en el marco de la causa de espionaje ilegal perpetrado desde la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno anterior.

Para salir de la Argentina, el ex presidente debió contar con la expresa autorización del gobierno paraguayo. Fuentes de la cancillería de ese país confirmaron que Macri envió una solicitud formal al Consejo de la Defensa Nacional (Codena), el organismo que tiene a su cargo todo lo relacionado con el ingreso de ciudadanos paraguayos, extranjeros y visitas especiales autorizadas. No obstante, Macri debió aportar pruebas de que no está infectado de coronavirus.

Macri no estuvo obligado a realizar los 14 días de cuarentena sugerida en Paraguay debido a que el permiso que se le otorgó solo lo autoriza a permanecer por un plazo máximo de 24 horas. Precisamente, en dicho permiso para el vuelo se esgrimió en “compromisos laborales impostergables”.

Si bien en un principio se adjudicó el viaje a cuestiones vinculadas con la Fundación FIFA, creada en 2018 con fines benéficos y para promover “el cambio positivo” a través del deporte, fuentes del organismo mundial descartaron que ése haya sido el motivo de la visita a Paraguay.

Incluso, voceros de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) rechazaron la posibilidad de que hubiera un “tema de agenda futbolística” en las motivaciones del encuentro entre Macri y Cartes y descartaron de plano una reunión entre el ex titular de Boca y el actual mandamás de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez.

“Es un tema privado, entre ellos, que se conocen hace muchos años, de la época en que Cartes presidía el equipo Libertad de Paraguay y Macri, Boca”, tiempo en el que ambos realizaron varios “negocios juntos”, dijeron allegados al referente de Cambiemos.

Otra fuente vinculada muy de cerca al expresidente dijo que Macri fue invitado por Cartés para tratar temas como la integración regional, afianzar la relación con el Paraguay y el Mercosur.

En tanto, en Paraguay también causó cierto revuelo la presencia de Macri. El Senador Jorge Querey se mostró sorprendido por la repercusión de esta reunión. “Estamos trabajando para averiguar las circunstancias de este viaje porque es un presidente con un peso importante en la política regional. Tenemos la certeza de que hace 72 hs salió un pequeño documento del Ministerio de salud que habilita a presidentes por un lapso de 24 horas con una serie de obligaciones sanitarias. Hubo una violación de los protocolos. No sabemos a qué se debió su presencia ya que en las agendas de Conmebol no existió reunión programada con Macri”.

El líder opositor retornó al país ayer mismo a última hora de la tarde tras un viaje al país vecino que generó controversia tanto en Argentina, dado que se generaron dudas sobre si estaba violando la cuarentena, como en Paraguay, ya que el exjefe de Estado viajó desde un lugar con alta circulación de virus a otro con una situación epidemiológica mucho más controlada.

A través de Twitter, el canciller Felipe Solá explicó que cuando el expresidente reingrese al país “como cualquier otro ciudadano deberá cumplir con todos los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias” y realizar un aislamiento total de 14 días.

Alrededor de las 19.30 salió del aeródromo de San Fernando sin hacer declaraciones, sólo sonriente dijo: “Hace frío, hace frío”.

Desde el arco oficialista tomaron este viaje como una afrenta, como una nueva ofensiva opositora, como cuando el 9 de julio pasado, en sus redes sociales publicó: “¡LIBRES! ¡¡Feliz Día de la Independencia!!”, durante el desarrollo del banderazo que se realizó en todo el país y que tuvo entre sus consignas la defensa de la Constitución y el respeto a las instituciones, los cuestionamientos a la extensión de la cuarentena y las críticas a la liberación de empresarios y exfuncionarios del gobierno kirchnerista.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario