Macri cultiva ahora el voto del peronismo

Política

Mauricio Macri sorprendió ayer al kirchnerismo con una propuesta de campaña que pegó en el corazón del tercer candidato a diputado nacional del oficialismo, es decir, Jorge Coscia, quien acompaña la tira que encabeza Rafael Bielsa. Coscia es el director del Instituto del Cine y Artes Visuales (INCAA), cuyas bondades vienen siendo difundidas por los postulantes del Frente para la Victoria.

Macri desafió ayer esas arengas culturales y se animó a prometer la creación de un polo cinematográfico en el barrio de Liniers, de la Capital Federal en su límite con la provincia de Buenos Aires, lo que cree generará muchos puestos de trabajo.

En ese barrio y sus alrededores es donde Macri insiste en conquistar el voto peronista.
Para la salida del fin de semana, el candidato piensa contar con una pegatina de afiches en edición con la leyenda «Los peronistas no votamos a Bielsa», carteles que firman entre otros los ex diputados Juan Minichilo, Miguel García Moreno y Luis Durán, entre otros.

El periplo por la zona sur seguirá para el empresario mañana, cuando atraviese los barrios de Barracas, Pompeya, Flores y llegue hasta Lugano, donde tiene previsto repartir flores por el Día de la Madre.

El macrismo ya definió la fecha, y el jueves que viene celebrará un acto de cierre de la campaña electoral porteña, un tema que en el equipo de asesores de
Mauricio Macri está rodeado de incógnitas. No es sólo que no definen aún cómo será esa puesta que llevará la consigna de no parecerse a un acto político, sino que hasta habían pensado obviar esa instancia.

• Conveniente

Sin embargo, los conductores de la campaña macrista -Horacio Rodríguez Larreta (h) y el peronista Cristian Ritondoahora ven conveniente seguir a sus rivales en el rito (Elisa Carrió finalizará el 19 próximo en el porteño teatro Coliseo, y Rafael Bielsa ese día y el siguiente hará una marcha).

Los macristas llevan aún agendados siete actos más de presentación de sus propuestas en la Capital Federal, como el que harán hoy en la Universidad de Belgrano para hablar de
«la ciudad del futuro», a lo que suman las diez horas diarias por postulante que el empresario les ha impuesto para la recolección de votos en casas, locales y vagones de los subterráneos.

En Liniers, ayer,
Macri les prometió a los vecinos levantar en un predio de 57 hectáreas, de las cuales 37 pertenecen al Estado nacional la llamada ciudad cinematográfica. «El objetivo es convertirnos en 10 años en uno de los 10 primeros exportadores de cine al mundo, y eso se puede lograr si la iniciativa pública y la privada apoyan en conjunto a la industria cinematográfica, como se hace en Europa», afirmó el candidato.

El macrismo piensa desparramar sus últimas actividades de campaña en el intento por aumentar las chances del candidato, con la idea de que
«hay un sector que votará a Mauricio, pero no lo dice ahora». Creen que hay un sufragio retenido entre porteños que optarían por el postulante a diputado nacional del PRO, pero no quieren anunciarlo. Al menos, con esa idea se animaban anoche en las tenidas macristas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario