17 de enero 2011 - 00:34

Macri juega al indeciso y dice que aún tiene tiempo para definir su candidatura presidencial

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, supervisó un operativo de lucha y prevención del dengue, que realiza personal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la villa 1-11-14, en el barrio de Flores.
El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, supervisó un operativo de lucha y prevención del dengue, que realiza personal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en la villa 1-11-14, en el barrio de Flores.
Mauricio Macri mantiene la indefinición sobre el lanzamiento de su candidatura para pelear por la presidencia en octubre. Mientras, el mandatario porteño juega a la doble postulación para repetir en la jefatura porteña para, tal vez, ir luego en busca de la Casa Rosada.

"Para resolver las candidaturas definitivas para octubre próximo hay unos meses más", afirmó Macri en declaraciones radiales. La semana pasada había planteado la posibilidad de repetir en Capital: Si me toca la Ciudad, iré por la Ciudad.

Ahora, el jefe de Gobierno porteño evitó confirmar si se lanzará finalmente por la presidencia, aunque aseguró que seguirá recorriendo el país para "llevar la propuesta" del PRO a nivel nacional.

Los tiempos de cara a octubre se acortan y la danza de nombres para las postulaciones se hace cada vez más intensa. Macri, mientras, entretiene a su tropa con su indefinición. Si el ingeniero se decide a ir por la reelección, quienes se verán relegados en sus aspiraciones por el máximo sillón de la Ciudad serán su actual jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y la diputada y ex vice porteña, Gabriela Michetti.

Ambos, Larreta y Michetti, mantienen una disputa interna por la candidatura. Pero sus deseos se harán humo, al menos en este turno electoral, si finalmente Macri se baja de la pelea presidencial y busca repetir en la Ciudad.

Al respecto de Michetti, quien días atrás declaró que tiene un vínculo muy estrecho con el titular del radicalismo Ernesto Sanz, el líder del PRO sostuvo que ella sigue dentro de su espacio.

"Sí, claro que sí", respondió escuetamente Macri ante la consulta de si Michetti se mantendría dentro de la estructura de la ola amarilla, como les gusta a los miembros del PRO denominar al partido. La diputada había definido a Sanz como su hermano mayor, dichos que desataron especulaciones sobre un posible armado para una fórmula conjunta.

"Tienen una relación de años. (Michetti) varias veces pasa sus vacaciones en Mendoza", afirmó el jefe de gobierno. No obstante, aclaró que la propuesta de Sanz para que Michetti participe de su proyecto electoral se debe a que "en la política todos queremos tratar de sumar la mayor cantidad de apoyos".

Por último, Macri aprovechó para criticar al Gobierno nacional y reiteró que la administración Kirchner es de transición, pero se extendió más de lo necesario.  

Dejá tu comentario

Te puede interesar