Gils Carbó pidió anular su procesamiento en la causa por la compra de un edificio para la Procuración

Política

Tras revelaciones sobre la persecución que sufrió por parte del gobierno de Macri, la ex jefa de los fiscales pidió anular el procesamiento en la causa por la compra de un edificio del organismo que está a un paso del juicio oral. También pidió el apartamiento del juez Ercolini.

La ex Procuradora General de la Nación Alejandra Gils Carbó pidió la nulidad de su procesamiento tras las revelaciones sobre los aprietes del macrsimo para acusarla en la causa en la que se investigaban las irregularidades en la adquisición de un edificio para el organismo que ella presidía y que actualmente está cerca del juicio oral. También se conocieron detalles de las presiones de la mesa judicial del gobierno de Cambiemos para obligarla a renunciar.

En octubre de 2017 el juez federal Julián Ercolini la procesó por administración fraudulenta. Ese mismo día, Clarín publicó el teléfono de una de las hijas de Gils Carbó, después de lo cual ella fue víctima de una ola de amenazas.

El mismo presidente Alberto Fernández relató días atrás en una entrevista : “En aquel momento el juez que llevaba la causa de Gils Carbó era Julián Ercolini. Lo fui a ver y le dije que era un disparate, vi como se agarraba a cabeza y me decía: ‘Pero es lo que tengo que hacer, la tengo que procesar’”.

Por otra parte, el fiscal Gabriel De Vedia contó un diálogo que mantuvo con el operador judicial del macrismo Fabián "Pepín" Simón sobre el hostigamiento a Gils Carbó, a lo que Pepín le dice "si vos me traes la renuncia, la persecución obvio que se acaba". Esa reunión fue en octubre de 2017. El 30 de octubre debió renunciar en medio del acoso político y judicial.

En 2018 la Cámara Federal confirmó el procesamiento aunque le cambió la calificación a negociaciones incompatibles con la función publica y le redujo el monto del embargo de 7 millones de pesos que había impuesto Ercolini, a 1.200.000 pesos.

En su momento, para los camaristas Leopoldo Bruglia y Mariano Llorens, no hubo perjuicio contra el Estado porque el edificio en cuestión de la Procuración de la calle Perón en cuestión se adquirió en valores lógicos y la millonaria comisión fue pagada por la empresa privada que vendió el inmueble, aunque sí hubo para la justicia un direccionamiento de la licitación y manejo de información privilegiada.

El 28 de febrero de 2020 el fiscal Eduardo Taiano acusó a la ex procuradora y pidió su juicio. Según explicaron las fuentes, faltan las notificaciones personales a los imputados para elevarla a debate oral.

Ahora Gils Carbó pidió el apartamiento del juez de esa causa y que se disponga la nulidad de su procesamiento.

Dejá tu comentario