Negó el ARI que buscase tener gente en el Consejo

Política

El ARI, una de las fuerzas que más se opuso el miércoles por la noche en el recinto al proyecto de reforma al Consejo de la Magistratura -al tiempo que respondía ayer acusaciones a Alberto Fernández-, aclaró algunos puntos interesantes de la aplicación de la reforma al consejo de jueces.

La diputada Marcela Rodríguez, que ocupa actualmente un sillón en el Consejo de la Magistratura, fue la encargada de recordarle al jefe de Gabinete cómo funcionan los turnos en ese organismo y que en el futuro cercano, si no se hubiera reducido el número de miembros, al ARI no le hubiese correspondido más una representación: «Sería bueno que el jefe de Gabinete lea las leyes que su gobierno manda al Congreso, porque la reforma del Consejo se empieza a hacer efectiva en noviembre y mi mandato vence en diciembre, sin posibilidad de renovarlo porque nuestro partido ya no tiene la segunda minoría de la Cámara de Diputados», dijo Rodríguez encendiendo otra crítica ajena a su partido. Es que de no haberse modificado el Consejo, el lugar del ARI ahora sería para Peronismo Federal, es decir, para los duhaldistas que mayoritariamente votaron junto al kirchnerismo en su propia contra.

«Ni Elisa Carrió, ni el ARI defiende ese cargo, trabajamos y legislamos para defender la Justicia independiente e instituciones que el PJ destruye con leyes como la aprobada anoche, que fue rechazada por la totalidad de las organizaciones vinculadas a la Justicia y a los derechos humanos y por todos los partidos de la oposición», se enojó Rodríguez.

E incluso los aristas salieron a responder las declaraciones de
Néstor Kirchner de ayer por la mañana en la Casa Rosada cuando acusó que ningún partido había presentado una alternativa al proyecto oficial: «Las críticas al Consejo las venimos haciendo desde hace años y presentando proyectos para mejorarlo, iniciativas que en la mayoría de los casos el oficialismo no sólo no acompañó, sino que obstaculizó y descalificó, algunas de ellas son los proyectos para la auditoría externa del Poder Judicial, el impedimento del cobro de desarraigos absurdos y de la posibilidad de acumular el cobro de salario y jubilación.

Dejá tu comentario