Para Kirchner, "no fue un hecho casual"

Política

El presidente Néstor Kirchner envió ayer una "señal de alerta" a los argentinos tras el asesinato de tres policías en La Plata, en un episodio al que calificó como un hecho "turbio" y al que vinculó con la cercanía de las elecciones nacionales.

"Es un hecho lamentable, algo para tratar de generar una situación turbia y sucia. No es casualidad que pase a tan poco de las elecciones. No es casualidad que, cuando vamos llegando a una definición electoral, aparezcan este tipo de cosas en la Argentina que queremos dejar atrás", subrayó Kirchner.

Al encabezar un acto en la Casa Rosada, el jefe de Estado no descartó que se trate de un "accionar mafioso, un ajuste de cuentas o un mensaje que tiene que ver con la política", por lo cual pidió a la Justicia que "investigue con rapidez" para descubrir a los culpables.

Apuntó de inmediato contra "grupos minoritarios" que "todavía no se encuentran bien identificados" y que ligó a "sectores retirados" de las fuerzas de seguridad que fueron "tocados en los últimos tiempos" por "los juicios que se llevan adelante" contra represores de la pasada dictadura.

"Hay sectores e intereses que fueron tocados durante esta etapa en que se terminó al impunidad de muchos hechos. Yo no sé bien cuál es la orientación que tienen: si es un ajuste de cuentas, un mensaje mafioso, o si tiene que ver con la política que hemos llevado adelante por los derechos humanos", apuntó.

Aunque no lo mencionó abiertamente, esa frase tiene una relación directa con la desaparición de Julio López hace más de un año, poco después de declarar contra el represor Miguel Etchecolatz, quien fue condenado por crímenes de lesa humanidad cometidos -tal como definió la Justicia- durante un genocidio.

Kirchner insistió con la oportunidad en que se produjeron los crímenes: "este hecho nos conmueve y nos genera mucha incertidumbre. Enviamos un profundo repudio y un alerta a todos los argentinos. Estas cosas pasan antes de las elecciones".

Además, calificó al triple homicidio como "salvaje, brutal, bestial, inhumano e indigno" y señaló que su Gobierno "analiza todo tipo de situación".

"Hay algunos que quieren volver atrás, a la vieja Argentina, hay algunos que no quieren ser juzgados y quieren seguir manteniendo hechos mafiosos, hay algunos que quieren seguir manteniendo cuevas del delito", insistió Kirchner.

Arremetió, acto seguido y sin nombrarlo, contra el candidato a gobernador boanerense Juan Carlos Blumberg, al sostener que "habla contra la inseguridad y ha mentido sobre sus propios títulos".

"Cuando uno habla contra ciertas cosas debe tener la calidad y la entidad moral para poder hacerlo con propiedad. Se juntan con sectores que mucho tiene que ver con la feroz dictadura que vivió la Argentina. Vean todos esos nombres están rondando por allí y, desesperados por que la gente no los acompaña, tratan de generar todo tipo de situación", concluyó.

Dejá tu comentario