Pesquero chino que se fugó se allana a la Justicia argentina

Política

Se trata del Lu Rong Yuan Yu 668. Es para no quedar interdicto por pedido de captura internacional.

El pesquero chino Lu Rong Yuan Yu 668, que se había fugado tras una persecución que hizo el guardacostas Prefecto Fique, está fondeado desde ayer en la rada de Puerto Madryn. La empresa propietaria, por asesoramiento del letrado que la representa en Argentina, ordenó al capitán del pesquero chino que retorne al país y se allane al proceso judicial que se inició en el juzgado federal de Rawson. De acuerdo con los datos de la Organización Marítima Internacional, el potero Lu Rong Yuan Yu 668 pertenece a la compañía Rongcheng Rongyuan Fishery, que es propietaria de otros 49 barcos de pesca; muchos de ellos están en la zafra del calamar en aguas internacionales adyacentes a la ZEE del Mar Argentino.

La decisión de la empresa armadora pasa por un interés meramente comercial antes que de enderezar el comportamiento ilegal del pesquero. El retorno de la embarcación y puesta a disposición del tribunal evitó que la Justicia federal imponga un pedido de captura internacional y con ello el riesgo de paralizar la actividad del pesquero. El juez federal de Primera Instancia Nº 2 de la ciudad de Rawson, Gustavo Lleral, dispuso que permanezca en la rada de Madryn alejado del puerto. El personal de la Prefectura lo abordará para tomar declaración al capitán por el delito de “resistencia a la autoridad”, además se inició el proceso administrativo con arreglo a la violación del Régimen Federal de Pesca, Ley 24.922 que determinará la aplicación de una multa. El rango, una cifra insignificante, depreciada por el tiempo; -data de 1998-; y la devaluación del peso, va de los 5 a los 10 millones de pesos.

El 4 de mayo pasado, la Armada Argentina detuvo al potero chino Hong Pu 16 mientras pescaba ilegalmente en aguas de jurisdicción nacional.

El barco, que según la Organización Marítima Internacional pertenece a la empresa China Zhoushan Hongpu Ocean Fishery, fue capturado y trasladado al puerto de Bahía Blanca, donde también está detenido el pesquero portugués Calvao, de la empresa Antonio Conde & Companhía.

No se conoce que haya intervenido el Gobierno de la República Popular de China en el entuerto de los pesqueros capturados. Portugal, en tanto, ofreció colaboración a la Argentina para investigar el posible delito de pesca ilegal del arrastrero Calvao. El Gobierno lusitano, a través de la Dirección General de Recursos Naturales, Seguridad y Servicios Marítimos (DGRM), inició una actuación administrativa y dictó la medida cautelar de suspensión de la licencia de pesca del Calvao.

El esfuerzo de control y vigilancia en la milla 201 continúa con la presencia del patrullero ARA Bouchard, el destructor ARA La Argentina y el guardacostas GC 27 Prefecto Fique. La presión sobre el calamar y la merluza hubbsi en aguas adyacentes a la jurisdicción soberana no decrece. Se sabe que el navío La Argentina pidió autorización al alto mando naval para abordar y verificar una maniobra de trasbordo de pescado dentro de la ZEE y no se concedió el permiso. Las fuentes explicaron que pasar carga del pesquero a su reefer (buque frigorífico) en principio no configura delito, aunque afirmaron que el buque de patrulla tiene plenas potestades para abordar y verificar las posiciones geográficas de las capturas y que se hayan realizado fuera de la ZEE.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario