Renovado reclamo de Justicia en acto a 16 años del atentado a la AMIA

Política

Con fuertes reclamos para profundizar la investigación y lograr el total esclarecimiento del atentado contra la AMIA, se recordó el 16to. aniversario del ataque a la mutual judía, que costó la vida de 85 personas, con el juez español Baltasar Garzón como orador principal, y la presencia de Julio Cobos, Néstor Kirchner y ministros del gabinete nacional y porteño.

Con un frío intenso, el acto comenzó puntualmente a las 9.53 -la hora del ataque- en un palco montado frente a la sede de la mutual judía reconstruida, en Pasteur al 600, con el sonido de la tradicional sirena.

El primer discurso estuvo a cargo del presidente de la AMIA, Guillermo Borger, quien le pidió al gobierno nacional que "redoble sus esfuerzos en el plano internacional para obtener de una vez por todas la respuesta del gobierno irani", quien viene negando su respuesta al pedido de captura internacional para ex funcionario iraníes y miembros de la agrupacion terrorista Hezbolla.

En el plano de la conexión local, remarcó la necesidad de "reimpulsar la causa y continuar la investigación contra todos los partícipes del atentado que actuaron a nivel local" y, en ese marco, dijo que el reducidor de autos Carlos Telleldín "debe ser juzgado nuevamente", tal como lo pidió el fiscal Alberto Nisman al juez federal Rodolfo Canicoba Corral.

"Seamos concientes que estamos ante la que posiblemente será la última alternativa de esclarecer como corresponde este brutal crimen", aseveró, aunque dijo que "no es el único que actuó a nivel local".

Luego, fue el turno del juez Garzón, quien afirmó en su discurso que "la democracia es incompatible con la impunidad" y que "algunos países se han construído sobre la falta de memoria y la impunidad".

El magistrado afirmó que "en los últimos años Argentina está dando una lección al mundo sobre cómo enfrentar el pasado" para poder "mirar al futuro" y remarcó que todos los miembros de la sociedad deben "permanecer activos" para avanzar en el esclarecimiento del atentado.

En su mensaje, Garzón exhortó a los ciudadanos a "comprometerse y abandonar la indiferencia" para luchar contra la "impunidad", y se preguntó: "¿Hasta cuándo no vamos a comprender que el combate contra la impunidad es una responsabilidad de todos?".

La tercera oradora fue una representante de los familiares y amigos de las víctimas, Marina Degtiar -hermana de Cristian, quien murió en el ataque-, que en un emotivo mensaje entremezcló los nombres de pila de los 85 muertos.

"Hay quien recibe jubilación de privilegio, juega al golf y se postula a cuanto cargo aparezca sin importarle estar procesado, ni las sospechas que la justicia y todos nosotros tenemos sobre él. Y sobre otros: jueces, fiscales, dirigentes, policías, funcionarios públicos, imputados en esta causa y en tantas otras", sostuvo Degtiar en su discurso.

Agregó que "a todos ellos, y a quienes aún los siguen designando en cargos públicos, les queremos decir, que todas estas miles de personas y toda la sociedad argentina va a seguir cada año en este día en este lugar y todos los días en todos los lugares, condenándolos socialmente y denunciándolos dentro del marco de la ley".

En otro tramo del discurso, hizo referencia a la causa del espionaje y escuchas telefónicas en la ciudad, por la que ayer la Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento penal del jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.

Participaron del acto Kirchner; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; y los ministros de Justicia, Julio Alak; de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; de Trabajo, Carlos Tomada; de Salud, Juan Manzur; y de Educación, Alberto Sileoni.

Por parte del gobierno porteño estaban los ministros de Turismo, Hernán Lombardi; de Educación, Esteban Bullrich; y de Desarrollo Social, María Eugenia Vidal, ya que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, se encuentra de gira por Perú y República Dominicana.

También participaron el vicepresidente Cobos y dirigentes de diferentes partidos políticos como Ricardo Alfonsín, Daniel Filmus y Aníbal Ibarra; y la titular de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, cuya candidatura para el Premio Nobel de la Paz fue apoyada durante el acto.

Asimismo, participaron sobrevievientes de los atentados a las Torres Gemelas en Estados Unidos y la estación Atocha en España; así como centenares de alumnos de escuelas judías de la ciudad y el embajador israelí en Argentina, Daniel Gazit.

Dejá tu comentario