Santa Cruz: Kirchner logró imponer a Peralta gobernador

Política

Pese a que la crisis local lo tuvo a mal traer todo el año, la fría tierra natal de Néstor Kirchner le dibujó otra sonrisa anoche al matrimonio presidencial. En tándem con la conquista de Cristina de Kirchner a nivel nacional, en Santa Cruz también festejó el mandatario de transición Daniel Peralta su triunfo sobre el candidato del frente opositor Cambiemos para Crecer, el empresario radical Eduardo Costa.

La dupla de Peralta y Hernán Martínez Crespo ( Frente para la Victoria Santacruceña) obtuvo una amplia victoria sobre la fórmula que conformaron Costa y el socialista Walter Cifuentes, de la mano de una indescontable diferencia en el interior y una performance en Río Gallegos mejor a la esperada. Anoche amenazaba con instalarse como tercera fuerza el voto en blanco.

Pasadas las 22, los Kirchner felicitaron telefónicamente a Peralta.

  • Violencia

    De esta forma, el kirchnerismo logró finalmente retener el poder que ostenta desde 1991 y que no se tradujera dramáticamente en las urnas la grave escalada de protestas salariales que azotó a la provincia desde febrero de 2006. La postal derivó en la renuncia de dos gobernadores en poco más de un año y medio, además de en una cadena de actos de violencia que este año signó buena parte de los desembarcos del Presidente en ese distrito.

    En marzo de 2006, el portazo corrió por cuenta del ex kirchnerista y hoy cuestionador Sergio Acevedo, empujado por el crimen un mes antes del policía Jorge Sayago y por cortocircuitos con el Presidente. En mayo de este año, siguió igual camino Carlos Sancho, quebrantado por los paros gremiales. Peralta se animó entonces a tomar las riendas, a pedido de Kirchner; ayer, consiguió, además, la venia de los votos.

    Los números, sin embargo, reflejaron en cierta forma algún descontento de parte de la sociedad santacruceña, de la mano del importante caudal de voto en blanco y de que Peralta no logró repetir la amplia conquista de Acevedo (cuyos hombres ayer militaron en Cambiemos para Crecer) de 2003, por 70,9% de los sufragios.

    Previsiblemente, la primera dama anotó un cómodo primer puesto.

    En tanto, en la estratégica Río Gallegos -epicentro de la catarata de protestas -, el intendente radical Héctor «Pirincho» Roquel y uno de los candidatos del FpV, Raúl Cantín, disputaban anoche cabeza a cabeza el resultado, que amenazaba con destronar a la UCR (vía un potencial triunfo del titular del Concejo Deliberante, o por emporio de la sumatoria de los sublemas).

  • Impacto

    Fue una votación de impactonacional, pese al exiguo padrón de 160 mil electores. Conspiró contra la ansiedad la vigencia de la ley de lemas para parte de los cargos, que complicó el escrutinio.

    En un día signado por las bajas temperaturas -con cerca de 10 grados bajo cero -, la cuota de revuelo estuvo dada por el desembarco del empadronado matrimonio Kirchner en sendas escuelas de Río Gallegos.

    Rodeados de una nube de medios, Néstor y Cristina cumplieron por la mañana con sus deberes electorales, para luego volar presurosos por la tarde a la quinta de Olivos, donde aguardaron el resultado de la megajornada.

    La pareja había llegado a Río Gallegos el viernes a la noche. Mientras la primera dama se vistió de bajo perfil, el Presidente se paseó por distintas reuniones con militantes del FpV, por lo que radicales lo acusaron de romper la veda.
  • Dejá tu comentario