Oficialismo exprés en Senado: se acelera impuesto a ricos y nueva mayoría para procurador

Política

El denominado "aporte solidario" se discutirá la semana que viene en la comisión de Presupuesto, aunque se votaría en extraordinarias. Cambios en elección y remoción para el Ministerio Público Fiscal se dictaminaría mañana en la comisión de Justicia.

El kirchnerismo avanzará entre mañana y el viernes con dos proyectos sensibles y que responden a la agenda del kirchnerismo más ortodoxo: el impuesto a los ricos -o “aporte solidario”, aprobado horas atrás en Diputados- y una nueva mayoría para activar y remover a quien sea el futuro procurador general, es decir, jefe de los fiscales.

La segunda iniciativa se debatirá mañana en la comisión de Justicia de la Cámara alta, que comanda el legislador cristinista Oscar Parrilli. El oficialismo utilizó textos opositores para no pegarse al tema y además recibió un impulso que abrazó en los últimos días. La pata de Juntos Somos Río Negro en el Senado y exgobernador, Alberto Weretilneck, presentó un proyecto que establece un plazo de cinco años de duración para el procurador general y defensor general -con una reelección-, con posibilidad de reelección por un único período consecutivo, y que las designaciones sean por una mayoría absoluta. También pretende modificar el mecanismo de remoción en ambos casos.

El kirchnerismo también esperaba la confirmación que dio ayer la comisión de expertos creada por el Ejecutivo, que analizó varios campos de la Justicia para realizar propuestas. Una de ellas, conocida en las últimas horas, coincide con la modificación de los dos tercios actuales para el procurador por una mayoría absoluta, pese a los consejos de no ir por ese camino que dieron varios expertos en el Senado.

El proyecto votado horas atrás en Diputados, que comenzará a debatirse el martes próximo en la comisión de Presupuesto de la Cámara alta, establece que las personas físicas con patrimonios superiores a $200 millones de pesos paguen, por única vez, un tributo que tendrá una tasa progresiva del 2 al 3,5%. La recaudación se destinará, en distintos porcentajes, a equipamiento e insumos para la emergencia sanitaria, pymes, barrios populares, Plan Progresar y exploración de gas.

La ley también fija que por el total de bienes en el exterior se tributará un recargo del 50% sobre la alícuota, aunque si la persona trae el 30% de sus tenencias financieras que tienen declaradas fuera del país, dicho diferencial se eliminará. De esa manera, el oficialismo blindó los votos de aliados para aprobar el texto.

Ante un eventual dictamen, y con el rechazo de la mayoría de Juntos por el Cambio en Diputados -salvo jujeños que responden al supuesto gobernador opositor, Gerardo Morales-, el kirchnerismo no llegaría a sancionar la ley antes que finalice el período de sesiones ordinarias y esperaría a la convocatoria a extraordinarias que hará el Ejecutivo, debido a que el despacho no contará con los siete días reglamentarios, excepto que el macrismo lo habilite con los dos tercios sobre tablas. Una situación improbable.

Alerta

En las últimas horas, y tras la solicitada que activaron ayer gobernadores kirchneristas y mandatarios más que aliados a Alberto Fernández con respecto a la quita de fondos a la Ciudad y la disputa judicial, se espera en Diputados definiciones inminentes sobre el proyecto ya votado por el Senado. De hecho, la comisión de Presupuesto que maneja Carlos Heller tiene agendada una convocatoria para mañana, último día que por reglamento tiene la Cámara baja para dictaminar en el período ordinario. El temario se definirá en el transcurso de la jornada. Si no, quedará para la convocatoria a extraordinarias.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario