Telerman dice que Capital mejora sin el kirchnerismo

Política

Jorge Telerman, en el camino por lograr su reelección, se entregará esta semana a diferenciarse definitivamente del oficialista Daniel Filmus, quien también aspira a ocupar la Jefatura de Gobierno de la Capital Federal. Esa distancia incluye, claro, una separación más clara de Néstor Kirchner, sepultando los sueños de primera instancia de que el Presidente podría haberle levantado la mano en caso de ser ganador, pensamiento que luego conformó la idea de que una parte del gobierno lo apoyaba (se desechará hoy, creen, con un acto de campaña que formalizará el apoyo de Julio De Vido a Filmus). Ese trance de distanciamiento con mayor énfasis lo inició Telerman durante el fin de semana, cuando disparó sus quejas por el caos vehicular en el distrito y todos los problemas de transporte público, que por cierto controla el gobierno nacional, y pidió autonomía para los porteños, con la consigna de mejorar esos inconvenientes cotidianos si el monitoreo está en la órbita del distrito que conduce. El mandatario de la Ciudad de Buenos Aires quiere hacer eje, en su último tramo de campaña electoral, en reivindicar la autonomía del distrito, mensaje que considera lo diferenciará de Filmus, con quien puja por el segundo puesto en la grilla de sufragios. «Filmus dice que los problemas de la Ciudad se arreglan con Kirchner en el gobierno; nosotros vamos a decir que no es así», explicaron a este diario los hacedores de campaña del jefe de Gobierno. Otro detalle es la presencia de Elisa Carrió, el sábado pasado en un acto sobre educación, justamente el mismo día en que Kirchner se presentó en un escenario de campaña con Filmus en Villa Lugano (ver nota aparte). Pero, si bien la ex diputada dijo que acompañará hasta el final a la fórmula Telerman-Enrique Olivera, del lado del jefe de la Capital aseguran que «Carrió no estará en todos los actos». Ahora el telermanismo vuelve a pensar en un cierre de campaña en el Luna Park, pero habría otros actos simultáneos que darían el toque «no tradicional» que busca el postulante a ser reelecto. Que Carrió, además, no participe de «todos» los actos tendrá que ver también con la competencia que celebran las dos listas de legisladores porteños que irán colgadas de la fórmula Telerman-Olivera. Es decir, la que encabeza Gabriela Cerruti y la de la Coalición Cívica que lleva de primera candidata a Diana Maffía. Las fotos con Carrió y el discurso de más autonomía para el distrito dejarán a Telerman más distante del gobierno y más cerca de lo que la chaqueña le viene pidiendo a su socio político: que sea opositor al gobierno nacional.

Esta semana el jefe porteño redoblará la apuesta con respecto a la independencia porteña. El viernes firmó el decreto de convocatoria a la consulta popular para que los vecinos respondan si quieren una policía propia que se ocupe de las faltas y las contravenciones. Tiene previsto que hoy se publique ese decreto, llamando a la votación, por sí o por no, para el 24 de junio, día en que se disputará la segunda ronda electoral.

Pero, además, el jueves Telerman anunciará cómo será esa policía, quién tendrá a cargo la planificación y la redacción de los lineamientos que deberá cumplir el personal de seguridad que actuaría en forma paralela a la Policía Federal, sólo para contravenciones y faltas de tránsito, no para delitos penales. El fin de semana -tal como anticipó este diario-el jefe porteño repasó otro anuncio que dará más cerca del cuarto oscuro del 3 de junio, un plan quinquenal, que incluye que la Capital Federal cuente con su propia fuerza de seguridad.

Dejá tu comentario