Telerman logró voto macrismo vs. kirchnerismo

Política

Pasó inadvertido el jueves pasado el debut de la bancada ya bautizada «T», por responder al jefe de Gobierno Jorge Telerman, ya que no fue solamente presentación sino que su alianza en el recinto dejó más solo al kirchnerismo de la Capital Federal.

Ese oficialismo porteño se estrenó en medio del escándalo que provocó una denuncia del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, sobre supuestos pagos irregulares de publicidad por parte del Gobierno de la Ciudad a una empresa investigada por el juez del caso Skanska, Javier López Biscayart.

  • Retroceso

    El legislador Helio Rebot fue el encargado de repeler el intento kirchnerista de llamar a una interpelación al secretario de Medios de la Ciudad, Oscar Feito. Así, la bancada adherente a Néstor Kirchner debió retroceder, en una muestra de lo que sería el recinto (si funcionara de aquí a la elección) ya que el nuevo telermanismo encontró aliados en las bancadas de Mauricio Macri, desde las cuales se impuso una medida más liviana: un pedido de informes que había redactado el legislador Martín Borrelli.

    Sin embargo, los kirchneristas recibieron, como premio consuelo, incorporar sus preguntas a esa requisitoria. Ahora, Feito deberá responder esta semana a las curiosidades de la Legislatura sobre cómo, cuándo y por qué contrató publicidad a través de una empresa intermediaria para que se emitiera en programas de Marcelo Tinelli.

    Por cierto el funcionario ya se ocupó de aclarar y repartir documentación sobre lo que afirma fueron facturas por publicidad correctamente abonadas.

    Pero, si Feito no respondieraa gusto de los diputados, lo espera una cita con la comisión de Presupuesto que conduce el kirchnerista Juan Manuel Olmos.

    Otro premio consuelo que recibió el bloque monitoreado por Alberto Fernández, tras el fracaso en el recinto, fue la denuncia judicial que formuló el viernes el diputado Miguel Bonasso, un aliado ahora, de Aníbal Ibarra y el candidato a vice del oficialista Daniel Filmus, Carlos Heller.

    Bonasso se atrevió a más que el jefe de Gabinete y salpicó con sus sospechas a un legislador de la bancada macrista.

    El amigo del gobierno llevó a la Justicia las versiones que acompañaron la denuncia de Alberto Fernández. Esas sospechas rondan sobre que presuntamente, el titular de la empresa Sol Group SA, la cual emitió las facturas en cuestión -cerca de $ 500 mil en unos pocos días- sería supuestamente un trabajador del ramo computación a quien le habrían abonado una suma ínfima y provisto de una obra social para que figurara en ese puesto.

    Sol Group SA es una firma «fantasma», según advirtieron Fernández y Bonasso sobre escritos del juez del caso Skanska.

  • Relación

    Otra de las suposiciones de quienes animan la denuncia de Bonasso se refiere a la presunta relación de Feito con quien figura como accionista de Sol Group, Sergio Mastropiero, de acuerdo con la causa judicial.

    Además, se dejó trascender que quien habría tenido vinculación con el tema, es una empleada del Gobierno de la Ciudad la cual ascendió de posición en el área de Comunicación en la gestión de Telerman, pero fue recientemente desplazada. Hasta ahora, Fernández sólo mostró facturas que Feito luego acompañó de certificaciones y pago de impuestos para demostrar que no se trataba de boletas apócrifas, mientras que la denuncia de Bonasso por el momento no será llevada por López Biscayart, quien el jueves pasado solicitó una licencia que tenía programada.
  • Dejá tu comentario