Veraneantes de regreso: las "cajas" para Moyano

Política

Durante todo enero, el gobierno negoció con Hugo Moyano el acceso del sindicalismo a los fondos de subsidios a las obras sociales (Administración de Programas Especiales), o sea el organismo que arbitrariamente vuelve a cero el quebranto de las obras sociales que suelen desquiciar los gremialistas. Finalmente, el abogado del gremio de los camioneros, Juan Rinaldi, asumió como interventor el lunes pasado.

Néstor Kirchner, así y todo, se tomó un recaudo: que tal APE dependa de la Superintendencia de Salud. La controlará Héctor Cappaccioli, un hombre del jefe de Gabinete, Alberto Fernández. En cambio no está tan claro que haya adoptado otra prevención: garantizarse que con esta canonjía está agraciando a todo el sindicalismo y no exclusivamente a Moyano.

Sería como pagar vía el moyanismo el alivio de las «cajas» sindicales, sin asegurarse de que el dinero llega al destinatario y no queda en quien intermedia. Una cuestión importante si con este tipo de «compensación» se quiere controlar la carrera salarial y la inflación.

Dejá tu comentario