Negocios

Pymes industriales bonaerenses: "La prioridad debe ser estabilizar el dólar"

Lo afirmó el titular de UIPBA, Martín Rappallini, en el marco del evento Somos Industria. Participó también la gobernadora Vidal.

En un año tan duro para el sector, la mejor noticia llegó por el lado de la inauguración de Somos Industria 2019, un evento nacido de la conjunción del 1er. Congreso Industrial Pyme y la 5ª Exposición de Parques Industriales de Buenos Aires.

Organizado por la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), junto a la Red Parques Industriales Argentinos, con el acompañamiento de la Asociación de Industriales de la provincia de Buenos Aires (ADIBA) y la Unión Industrial Argentina (UIA), el centro de convenciones de Costa Salguero contó durante la primera jornada con cuatro escenarios en simultáneo en donde se abordaron temas de interés para las pequeñas y medianas industrias en materia de comercio exterior, tecnología, administración, RRHH, emprendedurismo y sustentabilidad.

“Es un congreso muy interesante y ya estamos pensando en el próximo, en junio de 2020, esperemos que con otra actualidad”, explicó Martín Rappallini, presidente de UIPBA.

En diálogo con Ámbito, se refirió además a la actualidad de las pymes, el dólar, el control de cambios implementado por el Gobierno y los desafíos para la gestión que asuma desde el próximo 10 de diciembre.

Periodista: ¿Cuáles son las urgencias del sector?

Martín Rappallini: Veníamos reclamando medidas fiscales y para el mercado interno, mayor financiamiento, pero en esta instancia la prioridad debe ser la cuestión cambiaria, que se estabilice el dólar porque la inestabilidad financiera nos genera un daño terrible. Muchas empresas tienen parte de sus insumos en dólares y no saben a qué precio comprar y vender, no existe un valor dólar de referencia. Esta volatilidad del tipo de cambio genera un parate que luego se reflejará en una nueva caída de la actividad.

P: ¿Cree que fue acertado instrumental un control de cambio?

MR: Es fundamental para estabilizar el dólar. En 60 pesos es un dólar competitivo, no esta atrasado, por qué deberíamos ir a un dólar de 85 pesos que traerá más inflación si con este valor la economía puede funcionar. Ahora hay que tratar que se mantenga hasta fin de año y al mismo tiempo intentar controlar la inflación. Son momentos para actitudes de mucha responsabilidad y mesura.

P: Si la economía se recupera, ¿las pymes están preparadas para una reacción rápida?

MR: No. Si venías de un año y medio difícil, después de esta paralización quedas endeudado. Quizás la empresa vuelva a vender, pero tendrá que resolver las deudas fiscales reprogramadas. No pondrá la plata hoy, pero después vas a tener que pagar el impuesto más la cuota de lo que debe. En estas crisis se pierde además capital de trabajo, hay que recomponerlo y lleva tiempo la recuperación, una pyme precisa por lo menos uno o dos años para terminar de reacomodar su frente interno. Es como estar muchos días sin comer: quizás no te vas a morir, pero tenes que empezas a alimentarte e ir despacio, no estás listo para correr una carrera.

Vidal Rapa.jpg

P: ¿Tuvieron diálogo con Alberto Fernández?

MR: Tuvimos reuniones a nivel provincial con Axel Kicillof. Fue un diálogo muy fructífero en el que le plantemos las cosas que consideramos fundamentales para el desarrollo de la Provincia y hubo coincidencias en que el eje tiene que ser el sector productivo.

P: ¿Cuáles deben ser las prioridades del próximo gobierno?

MR: Lo más importante es generar previsibilidad, sobre todo en el tipo de cambio. Y tener metas inflacionarias cumplibles y razonables, porque tampoco va a ser fácil bajar la inflación. Junto a eso una política de mercado interno, que aunque no logre un despegue extraordinario por lo menos mantenga un poco la actividad. En su momento también habrá que revisar las leyes laborales y las multas, que generan mucha aversión a tomar empleo.

P: ¿Es necesaria una reforma laboral?

MR: Que se suspendan la multas ya sería muy importante. Hay indemnizaciones de 400 mil pesos que por las multas terminan convirtiéndose en dos millones y medio o tres millones de pesos. Para una pyme es un riesgo terrible y entonces opta por no tomar empleados.

P: ¿Preparan un plan para presentar al candidato que se imponga en octubre?

MR: La Unión Industrial Argentina ya presentó un plan de 35 medidas, que acompañé como presidente del Departamento Pyme de la UIA. Allí se hizo una propuesta de desarrollo a nivel macroeconómico.

P: ¿Pero son similares las necesidades de las empresas grandes y chicas?

MR: Hay realidades distintas y las pymes tienen que tener otra régimen impositivo y laboral, si no es muy difícil que puedan funcionar. Pero en algún momento se generó una falsa dicotomía, una grieta entre las empresas chicas y grandes. Todos los países funcionan con la interacción entre las chicas, las medianas y las grandes, porque en definitiva las crisis terminan afectando a todas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario