Negocios

Qué piensan los analistas y las grandes potencias de la criptomoneda Libra

Anunciada por Facebook y otras 27 organizaciones, no dependerá directamente de la red social -ni de ningún gobierno- sino que estará gestionada por un consorcio de empresas agrupadas bajo una asociación.

Analistas financieros celebraron el anuncio de "Libra", la nueva criptomoneda de Facebook, mientras se relanza el temor ante un nuevo debilitamiento de los poderes de los Estados frente a los gigantes de internet y las multinacionales.

El gobernador del Banco Central de Inglaterra, Mark Carney, y el ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno Le Maire, no se opusieron al principio de Libra, pero exigieron salvaguardas para evitar ver crecer una moneda sin control público.

Si esta moneda es un éxito, "se convertirá instantáneamente en sistemática y tendrá que estar sometida a las mejores normas de regulación", declaró Carney, quien prometió que seguiría "muy atentamente" la situación.

"Si Facebook quiere crear un instrumento para las transacciones, ¿por qué no?", dijo por su parte Bruno Le Maire.

Pero "no puede y no debe convertirse en una moneda soberana, con todos los atributos de una moneda", como la capacidad de emitir deuda soberana y servir como moneda de reserva, agregó.

Le Maire pidió a los gobernadores de los bancos centrales preparar un informe para el G7 Finanzas, que se celebrará en las afueras de París a mediados de julio, "sobre las garantías que se tienen que aportar sobre esta moneda digital para que sea factible".

Para la economista Nathalie Janson, de la escuela de comercio Neoma, el lanzamiento de Libra es una nueva forma de apoderarse de parte de los poderes de los Estados, aunque no se tiene que exagerar su alcance.

Si triunfa, Libra podría hacer que los consumidores se dirijan hacia otras criptomonedas, como el bitcóin o el ether, estima.

"Será potencialmente un paso decisivo para reforzar la confianza" en las criptomonedas, que quieren parecer como una alternativa a las monedas nacionales, declaró.

Pero Libra es "menos rebelde" que el bitcóin, destaca. A diferencia del bitcoin, Libra no rompe el vínculo con las monedas nacionales, porque su valor será indexado sobre varias divisas, entre ellas el dólar y el euro.

"No tiene como vocación poner en duda las monedas nacionales", porque su valor está garantizado por las reservas en divisas que tendrán los administradores del sistema, Facebook y sus socios, prosiguió la experta.

Analistas financieros piden tiempo para evaluar su impacto

Analistas financieros celebraron el anuncio de "Libra", por estar diseñada con una lógica de divisa convertible de uso diario, aunque manifestaron que aún falta tiempo para comprobar si su planteo teórico se reflejará en la práctica.

"El intento que están haciendo es positivo, va a aportar valor. Sin embargo no es un proyecto directo para competir con bitcoin (BTC), está pensado como una moneda de uso diario", explicó a Télam Rodolfo Andragnes, presidente de la ONG Bitcoin Argentina.

En esta línea, el analista de mercados financieros Carlos Maslatón detalló que "Libra no es una criptomoneda fiduciaria, como lo es el bitcoin, sino que es una moneda convertible contra otras monedas que sí son fiduciarias y que conformarán un índice que será su valor subyacente".

"Bitcoin, bien por el contrario, es un sistema monetario autónomo, donde la cantidad de unidades y fracciones circulantes está determinada desde el mismo día de su fundación, con un programa de emisión inalterable, donde hoy existen 17,8 millones de BTC y donde se llegará a los 21 millones finales y definitivos en el año 2140", precisó.

Libra, anunciada por Facebook y otras 27 organizaciones, no dependerá directamente de la red social -ni de ningún gobierno- sino que estará gestionada por un consorcio de empresas agrupadas bajo la Asociación Libra, una organización con sede en la ciudad suiza de Ginebra.

"En común entre bitcoin y libra está el hecho de que no hay banco central que pueda ejercitar política monetaria alguna", agregó Maslatón.

La flamante criptodivisa no solo tiene el sello de la red social de Mark Zuckerberg, sino que también cuenta entre sus 28 socios fundadores a Visa, Mastercard, MercadoLibre, Xapo, Vodafone, PayPal, Spotify, eBay, Uber, Lyft, Booking.

"Todas las grandes empresas que desarrollan sus propias criptomonedas y además poseen una gran cantidad de usuarios con el deseo de intercambiar ya tienen una parte del camino allanado", subrayó Andragnes.

Añadió que esto sucede con Facebook, que junto con WhatsApp y Messenger acumula miles de millones de usuarios.

Sin embargo aclaró que si bien "es un proyecto que va bien encaminado, va a requerir mucho tiempo comprobar si la teoría se pone en práctica".

"Es una iniciativa a la que le faltan años para ver en qué termina, hay que ir despacio como toda cosa nueva", analizó.

También sostuvo que "por más descentralizada" que sea esta nueva propuesta, se puede decir que de alguna manera es centralizada "en cuanto a que son conocidos los 'players' (actores) que participan, con intereses particulares".

La idea de Libra, según la describe el documento fundacional, es crear tanto la moneda digital como una infraestructura que haga posible la promesa de la "Internet del dinero", es decir sentar las bases para un sistema financiero alternativo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario