Charlas de quincho

Secciones Especiales

Con la expectativa lógica que siempre dispara el discurso presidencial en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, el comienzo del tercer mes del año deja virtualmente atrás el “verano”. Se inicia así la actividad casi “normal” y hasta el Colón vuelve con programa con muchas diferencias a lo habitual, pero con una performance sensiblemente mejor que la de los últimos 11 meses. A modo de despedida de la estación estival, y con la vuelta del sol y el calor, muchos asados en la playa y en los countries. Hasta un almuerzo al aire libre en Olivos, sólo de mujeres del periodismo y la política, sirvieron para cantidad de datos, información y versiones crecientes al recalentarse el clima político por las elecciones de este año, y el ambiente económico por la imprescindible negociación con el FMI, y la caída de 10% de la economía local durante 2020. Veamos:

Siempre el billete verde

La inédita caída del dólar blue hasta $145, y el discurso de hoy del presidente Alberto Fernández fueron los temas más comentados en todas las reuniones de los últimos días, y los que tuvieron mayor cantidad de derivaciones. En el primer caso, el tema más analizado por todos los empresarios es la lenta reactivación tras la caída de 10% del PBI el año pasado y los coletazos de esa situación con muchos comercios e industrias cerrados ya en forma definitiva. Hasta el centenario frigorífico Arrebeef, de la localidad bonaerense de Pérez Millán, cayó dejando 1.000 operarios afuera, incapaz de seguir afrontando la situación general y la presión sindical, y eso que la carne vacuna es uno de los rubros que logró mantener más la actividad, en parte, por las exportaciones. Sin duda, decían en un quincho de Nordelta, “las autoridades van a tener que empezar a tener en cuenta estos datos. Además, no todos los gremios ni los sindicalistas se están comportando con la responsabilidad que exige el momento”, sostenía un hombre de los alimentos, sector que justo esta semana “se animó” con un comunicado formal de la en otra época poderosa Copal, manifestando su “preocupación” por la situación del sector que “hace casi un año está expuesto a un estricto congelamiento de precios”. Tras destacar que esa medida oficial ya fue prorrogada 6 veces, a pesar de la situación crítica de muchas empresas, en parte derivada de los “aumentos de costos, logística, salarios, materias primas, y depreciación del tipo de cambio oficial”. Lo cierto es que, además, el sector formal enfrenta la competencia de empresas fiscalmente irregulares, no controladas ni por Nación, ni por provincias, lo que les permite costos menores y un poder de compra mucho mayor. Por supuesto que el tema derivo a los sangrientos acontecimientos en Ciudad Oculta, al lado del Mercado de Liniers, donde faenaron hacienda en plena calle; y sobre la suerte que puede llegar a tener el cocinero y exintendente de Quilmes, Martiniano Molina, designado ahora por Horacio Rodríguez Larreta como “embajador gastronómico” en la Ciudad de Buenos Aires, a cargo del armado del polo de comidas y entretenimientos que el jefe de la Ciudad prevé para el vasto predio de 35 manzanas. Tras los últimos acontecimientos, más de uno agradece que el Mercado aún esté funcionando y sirva todavía también de contención social.

Mapuches extendidos

Muy inquietos se notaban varios asistentes a un convite ayer, parque de por medio, en el gran buenos Aires, donde confluyeron invitados de la Justicia, de las Fuerzas Armadas, y de las de seguridad, junto a un par de analistas políticos amigos del dueño de casa. En todos los corrillos, el tema de la inseguridad fue excluyente, pero también hubo consenso sobre la creciente temperatura entre piqueteros que puede intensificarse en los próximos días, al decir de algún observador de los movimientos sociales y sus protestas, especialmente en la 9 de Julio. Sin embargo, también apareció un dato desconocido para la mayoría, tal el caso de las incursiones de los mapuches, hasta lugares bien alejados de la precordillera sur adonde habían concentrado su actividad hasta ahora. La gravedad ahora es tanto la declaración mapuche atribuyéndose nuevos actos de vandalismo entre enero y febrero, como el hecho de los casos en diferentes provincias, incluso de la Pampa Húmeda, y mientras aún no hay informes oficiales de la autoridad nacional sobre los casos anteriores. El tema es inquietante porque esta comunidad desconoce, además, las leyes locales y toma los predios como territorio propio y ajeno a las normas argentinas. Entre ellos, el RAM se adjudica el incendio de unas 40 hectáreas en Agustina, partido de Junín, y también aseguran que realizaron “una acción coordinada en las zonas de Necochea-Balcarce y 25 de Mayo-Bragado”. Con respecto a este último ataque afirman que se procedió “a la destrucción total de silobolsa de cereales”. Otro hecho autodenunciado fue el intento de incendio de un depósito de combustible cercano a un hangar de avionetas de fumigación ubicado en la zona rural de General Viamonte, a principios de febrero. Según la información, los mapuches de la RAM afirman que hacen pública su presencia en lo que consideran sus territorios. “Extendemos de forma oficial nuestro campo de acción al Territorio Ancestral Mapuche del Puel Pikun Mapu en la actual provincia de Bs. As. Territorio Mapuche”. Por supuesto que se alternó con los comentarios sobre la “residencia” del exgobernador Eduardo Duhalde y su esposa “Chiche” en Uruguay; o el corrimiento de la Prefectura del control de Puerto Madero, que había sido hasta ahora el barrio más controlado de toda la Ciudad (y el elegido por buena parte de los funcionarios, aún bonaerenses para vivir “tranquilos”), y que ahora quedará a cargo de la Metropolitana.

Campaña para todos

Que mientras en el PJ oficialista, uno de los ejes principales gira sobre la nueva avanzada que confirma la titularidad del PJ para Máximo Kirchner y la provincia de Buenos Aires donde aunque se pierdan algunos votos, se cree que el oficialismo volverá a ganar (a pesar de las “diferencias” que estaría teniendo Axel Kicillof con La Cámpora); hay otras vertientes justicialistas que no están demasiado claras y que constituyen un enigma tal el caso del exdiputado Emilio Monzó, o del propio Miguel Ángel Pichetto, que si bien está armando con parte del PRO, mantiene muy activo su propio núcleo para ir eventualmente ir por fuera, tanto del macrismo, como del justicialismo. Otro que también “emergió”, levantando sensiblemente el perfil, aunque bien alejado de La Cámpora y el cristinismo, es el exsecretario de Comercio Guillermo Moreno, que comenzó un rally muy singular (y mucho más pacífico que cuando estaba en funciones) por emisoras y canales de televisión, en los que siempre es bienvenido un buen título como los que da este economista, quien tampoco oculta su cercanía con el papa Francisco. También se lo vio cenando en el privado de un restaurant de Olivos con algunos vecinos de la 1º, y donde habría asegurado: “Estoy más cerca de Pichetto que del resto”. “La política es el arte de lo posible, comentó otro asistente en voz baja, respecto a la carrera bonaerense de Moreno que, además, usa como contacto de presentación, a la Sociedad Rural de Buenos Aires que nadie sabe que, o quien, es, y que es desconocida por las entidades orgánicas ruralistas tanto bonaerenses, como de la Sociedad Rural Argentina que parece que en su momento, tampoco presentó el protesto por la utilización de ese nombre por parte de un miembro de sus filas.

Dejá tu comentario