Las bizarras publicidades del Internet Explorer 8

Tecnología

La pelea entre browsers, o software para navegar por Internet, nunca ha sido tan reñida como en estos últimos tiempos. Al Opera de la compañía homónima y al Safari de Apple se sumó el Chrome de Google, y los dos más veteranos y masivos presentaron nuevas versiones: el Internet Explorer 8 es la nueva apuesta de Microsoft y el Firefox 3.5 de Mozilla es su contraparte de código abierto.

Después de los numerosos juicios por monopolio que enfrentó el gigante de software de Bill Gates, el mercado cautivo del Internet Explorer empezó a tambalear y llegó al punto en el que ahora debe difundir las bondades de su browser a la manera tradicional, por medio de la publicidad.

En este caso los responsables de la campaña comercial del IE8 apuntaron al público a través del canal de videos Hulu.com, que está disponible sólo para usuarios dentro de los Estados Unidos. La apuesta consistió en cuatro videos dirigidos por Bob Goldthwait, y presentados por Dean Cain, famoso por interpretar a Superman en la serie televisiva Louise & Clark.

Los videos simulan un formato televisivo de los '70, pero de corte bizarro y osado, en el que describen diversas "patologías" provocadas por navegar en la Web y que el IE8 puede solucionar gracias a las nuevas herramientas o mejoras que posee.

El "desliz" de Microsoft lo provocó uno de esos videos, que fue rápidamente retirado de Internet pero que obviamente permanece al alcance del público mediante YouTube. La publicidad se llama O.M.G.I.G.P ("Oh My God, I'm Gonna Puke"). Cuya traducción sería "Oh mi dios voy a vomitar" y muestra a una mujer haciendo exactamente eso luego de ver el historial de la computadora de su marido, dándose a entender que éste acababa de acceder a un sitio de pornografía.

El video sufrió fuertes críticas por su potencial para afectar la imagen de Microsoft. La herramienta del IE8 que publicita es el "InPrivate Browsing" (o navegación privada) que permite al usuario no dejar ningún rastro de los sitios visitados. Las críticas llovieron sobre el anuncio en video sobre su supuesto mal gusto pero también cuestionaron que se publicitara esa herramienta como una forma para acceder a contenidos de moralidad dudosa y quedar impune.

Más allá del incidente aún se difunden los otros tres videos. Uno de ellos muestra a una mujer que manda compulsivamente spam y mejora sus envíos gracias a las virtudes del nuevo Explorer. En otro de los comerciales, Dean Cain le soluciona el problema a un furioso hombre mayor que usa un explorador viejo y se queja de su lenta conexión. Por último, un insólito y cómico hombre "disfrazado" de computadora le calma los nervios a una oficinista que navega por mil sitios al mismo tiempo y descubre con el nuevo IE8 la posibilidad de no perderse nada, aunque el chiste es que todo lo teme perderse es sumamente superfluo.

Pese al "accidente" con el polémico video retirado del aire se ve cómo Microsoft ahora tiene que entrar a luchar por mantenerse en su pedestal, lejos ya de que sus programas sean simples imposiciones incluidas en el Windows de turno. También sorprende que una compañía de semejante envergadura pueda reírse de sí misma y de sus usuarios al crear esta serie de bizarros videos publicitarios que, como mínimo, son hilarantes.

Dejá tu comentario