Acciones: tras toma de ganancias, analistas esperan nuevas subas

Economía

El índice S&P Merval cortó la semana pasada un fuerte rally alcista que sostuvo durante 10 días consecutivos. Ahora analistas prevén nuevas subas.

El índice S&P Merval cortó la semana pasada un fuerte rally alcista que sostuvo durante 10 días consecutivos, y se hundió 9% en dólares en solo dos días ante una esperada toma de ganancias por parte de los inversores. A este factor, se le sumó un contexto adverso en los mercados internacionales desatado por el renovado temor a una recesión que impactó negativamente en los principales índices accionarios de Wall Street. Con todo, ya el viernes se observó un importante repunte en las acciones: el panel líder de la bolsa porteña avanzó 5,3%.

De esta forma, luego de los movimientos de la semana pasada el principal índice accionario argentino acumula un alza mensual del 22,6% en pesos y del 16,8% en dólares. Aun así, y tras la toma de ganancias, analistas consultados por Ámbito ven potencial de suba para los papeles locales. Y señalan que la dinámica a futuro dependerá también de factores externos.

Al respecto, el analista financiero Salvador Vitelli destacó: “El Merval, el 18 de enero tuvo una baja del 7,42% y ayer del 1,78%, cerrando en u$s655,54. Definitivamente esta dinámica respondió a una toma de ganancias de los inversores producto de las nuevas medidas que se estaban tomando. Vale recordar que, desde principios de enero hasta el día anterior a los anuncios de Sergio Massa (sobre la recompra de títulos de deuda externa), el índice venía acumulando una ganancia del 27% en dólares. Si lo tomamos desde mediados de octubre, cuando hizo piso, la ganancia en dólares acumulaba un 65%, por lo que era esperable que haya toma de ganancias dado que varios factores técnicos indicaban que estaba sobrecomprado, sumado al anuncio de Massa que provocó una rotación de carteras por parte de inversores que salieron de acciones, donde ya habían obtenido ganancias, y migraron a ciertos bonos, ante un comprador tan importante como el Estado”.

En cuanto a las subas que venían acumulando las acciones, Lucas Biagetti, asesor financiero en Quaestus Advisory, consideró que “el año pasado los activos financieros argentinos y de otros países emergentes fueron castigados en términos de valuaciones ante el proceso de contracción monetaria de la Fed”. “Esta situación se fue revirtiendo a medida que nos acercábamos al último trimestre del año pasado, donde el mercado comenzó a ver con mejores ojos a los activos de riesgo, esto último acompañado por un nivel de liquidez global mayor al esperado. Por lo que, considerando que los activos argentinos se encontraban muy rezagados en términos de valuaciones, tanto los bonos argentinos en dólares como las acciones se ven sumamente beneficiados por sus características ante este tipo de movimientos por parte de los inversores”, agregó.

En cuanto al plano local, Biagetti señaló: “Desde el Gobierno lograron dar una serie de señales al mercado que sugieren indicios de un camino de mayor equilibrio fiscal. Algunas de estas señales pueden ser la gestión y descompresión de los vencimientos de deuda del Tesoro Nacional, la capacidad que mostraron con diferentes herramientas para cumplir con las metas establecidas por el Fondo Monetario Internacional, que lograron una fuerte reducción del riesgo país en los últimos días”.

Perspectivas

Juan Manuel Franco, economista jefe en Grupo SBS, destacó que “desde los fundamentals, varias compañías han mejorado desde lo más crítico de la pandemia (mínimos del Merval en la administración actual) hasta hoy, por lo que una parte del optimismo puede obedecer a una real mejora en las perspectivas de las compañías, pese a los desequilibrios macro actuales”. Así, sostuvo que “de mediano plazo, esto podría llevar a las valuaciones de algunos papeles incluso más arriba, pero advertimos que el fuerte rally de las semanas anteriores invita a ser cauto ya que el upside de corto plazo puede ser limitado”.

Lucas Caldi, Corporate Credit Team Leader de PPI, consideró: “A pesar de la fuerte suba del Merval en lo que va del año, si uno lo compara con los valores pre-PASO 2019 ajustados por la inflación en EE.UU. todavía podría subir un 54,7% adicional. No hay que perder de vista, que en esa época el riesgo-país era inferior a 900 puntos básicos y hoy supera los 1.800. Por lo tanto, es necesario que los bonos continúen acompañando el optimismo para que el Merval logre alcanzar dichos niveles”.

Por su parte, Biagetti advirtió: “Debe tenerse en cuenta que es muy probable que la Fed mantenga en niveles relativamente altos las tasas de interés en el año, por lo que los niveles de liquidez global tenderían a verse reducidos en los próximos meses, lo que demoraría esta potencial salida de inversores de activos libres de riesgo y entrada de los mismos hacia activos de riesgo. Motivo por el cual, resulta fundamental comprender tanto la dinámica local como la internacional a la hora de evaluar momentos de entrada en activos financieros de esta naturaleza y tomar este tipo de rallys con la cautela correspondiente”.

Dejá tu comentario