Alberto Fernández, con gobernadores en plena puja interna del FdT

Ambito Nacional

En su búsqueda por apuntalar su gestión con respaldo de los gobernadores en plena interna con el kirchnerismo, Alberto Fernández se mostró ayer con un nutrido grupo de mandatarios provinciales durante la primera reunión del Gabinete Nacional de Cambio Climático. Además, se sumaron más voces de los gobernadores bajando el tono a los crujidos en el Frente de Todos en una apuesta de los jefes provinciales por blindar la unidad de cara a 2023.

En el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, el Presidente se refirió a la “enorme injusticia” que supone que países como Argentina paguen en impacto de la contaminación cuando “oxigena el ambiente” y “emite menos del 1% de los gases que producen el efecto invernadero”. Durante su intervención, Fernández recordó “los incendios en el sur producto del calor y la sequía”, y como “Corrientes y Misiones quedaron afectadas por un incendio generado por una triple combinación: altas temperaturas, sequía y bajante de los ríos”.

Respaldo

Sin embargo, más allá de la búsqueda de soluciones climáticas y de la expectativa por fomentar fuentes de energía limpia en la matriz local, el Presidente tuvo la posibilidad de mostrarse con su gabinete y numerosos gobernadores de todo el arco político. Entre ellos, estuvieron el de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Catamarca, Raúl Jalil; de Corrientes, Gustavo Valdés; de Jujuy, Gerardo Morales; de La Pampa, Sergio Ziliotto; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, y los vicegobernadores de Santa Cruz, Eugenio Quiroga, y de Tucumán, Sergio Mansilla. En tanto, siguieron la actividad de manera virtual los mandatarios de Mendoza, Rodolfo Suárez; de Santa Fe, Omar Perotti, y de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y el vice de Formosa, Eber Wilson Solís.

Los mandatarios, en tanto, en líneas generales buscan que las tensiones del FdT no afecten su gestión ni mine sus posibilidades para 2023. Mantener el diálogo con la Casa Rosada asoma así entre sus prioridades, más allá incluso de posicionamientos personales.

Dos días atrás, el sanjuanino Sergio Uñac había pedido una convivencia “razonable” entre el Presidente y Cristina Kirchner. Otros expresaban lo mismo por lo bajo antes las consultas de este medio. Ayer, más gobernadores salieron a calmar las aguas.

El tucumano Osvaldo Jaldo afirmó: “No hay que sobredimensionar las cosas. Es lógico que haya diferencias cuando un espacio está conformado por diferentes extracciones políticas”. En la provincia, la escalada de Juan Manzur como jefe de Gabinete, lleva a la necesidad de sostener a Alberto Fernández. Aunque, en líneas generales, desde la conformación del bloque del Norte Grande, los norteños tejen sus estrategias de forma articulada. No es casual que las declaraciones del riojano Ricardo Quintela hayan ido en la misma sintonía. “Apelamos a la conciencia y responsabilidad de cada uno, más allá de las diferencias que es natural que existan en un sistema democrático”, expresó ayer.

Dejá tu comentario