Volvieron los egresados a Bariloche y Ushuaia espera 260 recaladas de cruceros

Ambito Nacional

Este fin de semana se reactivaron los viajes de estudiantes a la ciudad rionegrina (prueba piloto). Optimismo en extremo sur por retorno clave.

La senda de reactivación por la que transita el turismo, de la mano de la caída en los contagios, arrojó en las últimas horas nuevas postales y números concretos: tras más de un año y medio de restricciones y 6 meses de freno estricto volvió este fin de semana -en prueba piloto- el turismo estudiantil a Bariloche con los primeros 1.500 jóvenes, mientras que en Ushuaia tienen confirmadas 260 recaladas de cruceros esta temporada.

En tierra rionegrina, durante el último sábado y domingo ingresaron a Bariloche los primeros grupos de estudiantes en viaje de egresados, tras un largo receso por las limitaciones sanitarias definidas por el Gobierno nacional.

Se trata de cerca de 1.500 jóvenes, de cuatro empresas del rubro, mientras que otros 1.500 desembarcarán en el enclave turístico en el transcurso de la semana, en el marco de una prueba piloto destinada a testear la confiabilidad de la aplicación de los protocolos creados específicamente para esta actividad.

La intención es incrementar ese número de pasajeros de manera progresiva. En esa línea, durante las próximas dos semanas Bariloche apuesta a recibir otros 3.000 estudiantes, luego 5.000 y, al cabo de un mes, el sector empresarial pedirá la duplicación de los grupos. La ciudad tiene capacidad para recibir 9.000 jóvenes en viaje de egresados.

A los estudiantes, que deben moverse en burbuja, se les pide estar vacunados y un test de covid-19 negativo antes de viajar, otro a la llegada y uno más antes de retornar. Los aforos en los hoteles son del 70%, mientras que los ingresos a las discotecas son en grupos de a 300 chicos.

Desde el extremo sur, en tanto, el presidente del Instituto Fueguino de Turismo (Ifuetur), Dante Querciali, aseguró ayer que para esta temporada hay confirmadas 260 recaladas de cruceros en la ciudad de Ushuaia. La primera será el 8 de noviembre, con pasajeros que “llegarán desde distintas partes del mundo” para ir luego a la Antártida.

Para Querciali se trata de un escenario “muy alentador”, si se lo compara con el hecho de que el promedio histórico de recaladas era de 450 en 2019.

“Después de haber estado dos años parados, tener una programación de 260 recaladas para esta temporada es una excelente noticia y ojalá se pueda cumplir con todas”, subrayó.

Días atrás el Gobierno de Alberto Fernández autorizó como “corredores seguros” para la recepción de turistas extranjeros al puerto de Ushuaia y al aeropuerto local, desde el 20 de octubre.

“Somos un destino seguro: prácticamente no estamos teniendo casos y el 70% de la población de la provincia ya tiene la segunda dosis dada”, promocionó Querciali.

En las últimas horas el Gobierno de Gustavo Melella dio un paso más: presentó ante las autoridades nacionales también un protocolo sanitario para habilitar el ingreso de extranjeros de países limítrofes a través del paso fronterizo San Sebastián, ubicado al norte de la isla y en el límite con Chile.

En rigor, son varios los mandatarios que aguardan la confirmación de Nación para sus propias solicitudes de reapertura, tanto de aeropuertos internacionales como de pasos fronterizos terrestres.

En ese lote se encuentran, por caso, el radical correntino Gustavo Valdés y el peronista entrerriano Gustavo Bordet (en el último caso, con claro foco en el tráfico vecinal fronterizo con Uruguay). Por su parte, el Gobierno del cordobés Juan Schiaretti esperaba ayer la notificación oficial del anuncio nacional del viernes de que habilitarán el aeropuerto Ambrosio Taravella.

Dejá tu comentario