Conmoción en Formosa por el suicidio del hijo de Insfrán

Ambito Nacional

Ayer al mediodía, el mandatario y su esposa, Teresa Baldús, partieron hacia allí en compañía de sus dos hijas mayores, recién arribadas de Córdoba, donde realizan sus estudios universitarios. Los restos serán inhumados hoy a las 9. El drama familiar -que causó conmoción en la provincia- encuentra a Insfrán en plena campaña por su reelección, en los comicios del 19 de octubre. «Lógicamente está muy mal, y es muy temprano aún para evaluar el impacto que tendrá en su carrera política», dijo ayer un allegado al mandatario. Sin embargo, fuentes partidarias aseguraron que el PJ local respetará las necesidades de Insfrán, aunque «reafirmará su apoyo a la candidatura».
Gildo Miguel fue hallado muerto en la casa particular del gobernador -quien no vive en la residencia oficial-, ubicada en Maipú y Eva Perón. Según trascendió, cenó con su familia y se acostó temprano. Por la mañana de ayer, como se demoraba en salir de su habitación para ir al colegio, una empleada entró en el cuarto y se encontró con el terrible cuadro. En la casa estaban el gobernador y su esposa. Nadie escuchó nada extraño, por lo que ayer se especulaba con la posibilidad de que hubiera usado un almohadón para sofocar el disparo.
Ayer la autopsia ordenada por el juez Ricardo Surh determinó que fue un disparo en la sien derecha, aunque anoche aún no se había dado a conocer el calibre. También es materia de investigación cómo el adolescente accedió al arma.
Gildo Miguel era el hijo menor del gobernador y cursaba el quinto año del secundario en el Instituto San Martín, de la ciudad de Formosa. Allegados al adolescente aseguraron que era «un chico de perfil bajo, familiero y muy de pueblo» y que intentaba llevar una vida normal a pesar del nivel de exposición de su padre (contaba con una custodia discreta). Hace tres días regresó de su viaje de egresados a Bariloche.
«Nada hacía suponer este desenlace», se lamentó anoche un funcionario. Durante la tarde se tejieron extraoficialmente múltiples hipótesis. Una de ellas indicaba que el gobernador habría reprendido a su hijo por un accidente de tránsito que habría sufrido el sábado con un auto del mandatario. Sin embargo, el episodio se habría limitado a un rayón que le causó un remise cuando el vehículo estaba estacionado, en momentos en que el adolescente se encontraba con su novia.
La noticia causó conmoción desde las primeras horas de la mañana de ayer en la provincia.
Centenares de personas se acercaron a la vivienda del gobernador para darle el pésame.
No es la primera vez que la tragedia enluta a la familia de un alto funcionario formoseño. Hace cerca de dos años, falleció un hijo de 23 años del actual vicegobernador, Floro Bogado, víctima de una enfermedad terminal. La provincia también trascendió en los últimos años como uno de los distritos con mayores índices de suicidios de adolescentes.

Dejá tu comentario