Córdoba y Santa Fe, con nuevos guiños al campo tras suba de retenciones adelanto

Ambito Nacional

La confirmación de la suba de las retenciones a las exportaciones de harina y aceite de soja disparó renovados cuestionamientos del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y activó además nuevos gestos de respaldo al sector agropecuario desde esa provincia y también desde la administración del santafesino Omar Perotti, quien ya días atrás había elevado cara a cara a Alberto Fernández el malestar frente a la iniciativa.

Como ocurrió cuando trascendió la decisión de la Casa Rosada de freezar las exportaciones de esos subproductos de la soja, volvió a ser muy reducido el coro de mandatarios que se pronunció en contra. Un lote que incluyó nuevamente esta vez al radical jujeño -y presidente de la UCR nacional-, Gerardo Morales.

“Una vez más los sectores productivos pagarán los platos rotos de la inacción y la falta de plan económico. El aumento de retenciones es más relato y menos crecimiento”, dijo en las últimas horas Morales. En sintonía, estallaron nuevas críticas de Schiaretti.“Reitero mi rechazo al aumento de las retenciones a la harina y aceite de soja; es otra metida de mano en los bolsillos de los cordobeses”, dijo el peronista crítico, además de insistir en que las retenciones tienen que ser eliminadas “de manera gradual” y que durante ese proceso “deben ir a cuenta del Impuesto a las Ganancias de los productores”.

El viernes Schiaretti encabezó una nueva entrega de aportes del Programa de Buenas Prácticas Agropecuarias a 470 productores de 7 departamentos, por $ 35 millones.

El mandatario de Hacemos por Córdoba además anunció que para este año el programa destinará $ 300 millones como incentivo a productores y Consorcios Camineros. Por su parte, el ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, y el presidente del Banco de Córdoba, Daniel Tillard, pusieron en marcha la línea créditos del Plan Ganadería Argentina (Plan GanAr) por $3.000.

En sintonía, la administración de Perotti lanzó el viernes el programa “Santa Fe Siembra Más”, con una línea de financiamiento de $7 mil millones para la compra de fertilizantes para la siembra de cereales, oleaginosas, forrajeras y otros cultivos regionales y frutihortícolas.

La iniciativa contempla una línea de créditos exclusivos del Banco Nación, con tasa bonificada por la provincia.

El plazo es de 18 meses, a una tasa del 29% y el monto máximo por productor es de 6 millones de pesos. El objetivo propuesto a partir de esta herramienta apunta a ampliar la superficie sembrada en un 10% y la producción en un 30%, en condiciones climáticas normales.

Dejá tu comentario