Doble crimen: detienen a hijo de ex funcionario

Ambito Nacional

Aclaración
Musa Azar, alojado en un calabozo de la Comisaría 13ª, a pocos metros del Juzgado de La Banda,
reconoció ayer por primera vez ante la Justicia que estuvo en la villa catamarqueña de Guayamba, en enero pasado, cuando desapareció Leyla, y no en febrero como había declarado antes. Según los abogados de la familia Villalba, Leyla Nazar habría muerto en una fiesta realizada en esa localidad. De hecho, se conoció este fin de semana que Leyla había consumido drogas antes de morir.
En su primera declaración Musa Azar, que cursa el quinto año de medicina, indicó que, invitado por el jefe de mantenimiento de la Universidad de La Rioja,
Luis Cabezas, asistió a un almuerzo en la ciudad de Las Termas y que al día siguiente le devolvió la gentileza, en su casa de la capital santiagueña.
«Sinceramente, no recuerdo la fecha en que estuve en Guayamba, para enero creo que ha sido, aunque con anterioridad dije en febrero, pero nadie está obligado a decir lo que hizo hace seis meses, no puedo estar anotando todo lo que hago por día», dijo.
La primera declaración del joven se contradice con el testimonio de su amiga,
Belén Sarco, quien sostiene que para el 16 de enero, fecha en la que desapareció Leyla, vio a Musa Azar de vacaciones en Guayamba, 120 kilómetros al oeste de la capital santiagueña.
«Si dicen que hay drogas en el medio, me someto a estudios de rinoscopías para demostrar que no soy adicto», aseguró Musa Azar. Por su parte, su defensor
Omar Bonahora se mostró sorprendido por la detención del joven.

Dejá tu comentario