Carreras y Frederic suavizaron tensión por ocupación mapuche

Ambito Nacional

La mandataria también se reunió con Cafiero. Acordaron salida dialogada. Fiscal federal desestimó denuncia de Seguridad contra manifestantes.

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, se reunió con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y con la minstra de Seguridad, Sabina Frederic, para poner paños fríos a la tensión del fin de semana por el conflicto mapuche, y que había puesto presión en la sociedad política entre el oficialismo rionegrino y la Casa Rosada.

Tras la polémica denuncia que Frederic había realizado contra los manifestantes de Villa Mascardi que protestaban contra el modus operandi de la comunidad Lafken Winkul Mapu (desestimada esta tarde po la fiscal federal de Bariloche, Sylvia Little), Carreras salió a distanciarse de Nación y a dejar en claro que estaba en contra de los hechos de violencia mapuche, con ataques a pedreadas y quema de cabañas. Luego, el líder de Juntos Somos Río Negro (JSRN), Alberto Weretilneck, cuestionó con dureza a la ministra de Seguridad de la Nación. El ahora senador nacional presentó a su vez un proyecto de Comunicación en la Cámara Alta para que el Gobierno nacional tome cartas en el asunto y se conforme una mesa conjunta de trabajo. Weretilneck mantuvo, a diferencia de Carreras, las críticas a Frederic, a quien acusó de “no estar bien informada”. Luego dialogaron por teléfono para también fumar la pipa de la paz.

Es que como la ocupación mapuche es en un parque nacional (Nahuel Huapi) la pelota está en manos del Gobierno, y si bien en el distrito patagónico destacan que hubo un relevamiento y tomaron nota de los reclamos de la comunidad como no se había hecho durante la gestión Cambiemos, ahora piden una respuesta rápida para frenar el conflicto.

Con ese marco, la llegada de la gobernadora a Buenos Aires para participar del encuentro que encabezó Alberto Fernández con los mandatarios con el canje de deudas como tema central, tuvo desvíos previos en los pasillos de Balcarce 50 para abordar la cuestión mapuche, con una posterior bifurcación al despacho del ministro del Interior Eduardo Wado de Pedro para sellar envío de fondos vía ATN por $125 millones para destinar al sistema de salud.

Respecto a la ocupación mapuche Carreras suavizó: “Acordamos premisas básicas: diálogo y democracia. Todas las partes debemos entender que los vecinos están sufriendo daños desde hace más de tres años. Hay que abordar la cuestión con firmeza y destrabar el conflicto”. Y agregó: “Toda acción ilegal es intolerable, estamos con la ley”, y así justificó por qué también la policía rionegrina impidió a los vecinos de Mascardi y Bariloche avanzar en la marcha del sábado.

Así, hubo un principio de acuerdo: Nación se comprometió a acelerar la respuesta al reclamo mapuche, y en Río Negro pusieron paños fríos. Por eso, Carreras aclaró que las denuncias presentadas por Ministerio de Seguridad nacional “no apuntaron a los que estuvieron en la marcha, sino a quienes incitaban a la violencia. Los denunciados no fueron todos los vecinos, sino aquellos que incitaban a la violencia”.

De todos modos, la fiscal federal de Bariloche, Sylvia Little, desestimó la presentación del Ministerio de Seguridad por “inexistencia de delito”. El dictamen agregó que sería “peligroso para el Estado Democrático de Derecho que las autoridades pretendan cercenar mediante la utilización del Derecho Penal a los ciudadanos que desean manifestarse”.

Carreras, no obstante, no tuvo concesiones contra Lafken Winkul Mapu, grupo que no está registrado en el Instituo Nacional de Asuntos Índigenas (INAI) y al que pidió “llamarse al orden y reconocer al Estado nacional, algo que no hace”. “Se esconden en el monte y son muy difícil de identificar, son unas 20 a 30 personas que han tomado este terreno de parques nacionales”.

En tanto, Frederic aseguró que el Gobierno seguirá “yendo por el camino del diálogo, porque en 2017 esta misma toma terminó en allanamiento, desalojo y una persona muerta”. Además, sostuvo que el tema excede a su área, y que abarca a otras del Gobierno, por su complejidad. Tanto la minsitra como el secretario de Articulación Federal, Gabriel Fuks, aclararon que la denuncia se realizó al tomar conocimiento de que un grupo de manifestante se estaba armando con la intención de ir al encuentro de los mapuches.

Donde no aflojó Carreras es en los cuestionamientos a la rionegrina Magdalena Odarda, al frente del INAI y parte de la fórmula del PJ en las elecciones provinciales de 2019. “Nuestro cuestionamiento es que este grupo tiene el acompañamiento del INAI, y esto nos preocupa porque el INAI tiene que trabajar con entidades que reconocen al Estado nacional y provincial”, manifestó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario