Buenos Aires: el interior avanza más rápido con plan de vacunación

Ambito Nacional

La provincia superó los 6 millones de dosis aplicadas en el territorio. Buscan acortar las diferencias entre el ritmo de inmunización del AMBA y el resto de los municipios.

En el marco del plan de vacunación contra el covid-19, el Ministerio de Salud bonaerense informó que se superaron los 6 millones de vacunas aplicadas en la Provincia.

La Provincia aceleró el proceso de vacunación en las últimas semanas a partir de la llegada de cientos de miles de nuevas. El dato más concreto se desprende del promedio de vacunados durante los últimos siete días: 93 mil.

Del total, 4.933.285 personas recibieron la primera dosis, de los cuales hay 1.127.558 que también fueron inoculados con la segunda. El dato que se desprende esta cantidad alcanzada muestra que el ejecutivo bonaerense accionó con mayor celeridad en los distritos del interior de la Provincia, donde algunos municipios ya inocularon con la primera dosis a casi el 70 por ciento de su población, como es el caso de Pila.

“Quiero agradecer al equipo de vacunación y a todos los vecinos y vecinas que decidieron sumarse a la campaña”, indicó orgulloso ayer Sebastián Walker (FPV), a cargo del distrito. Y a su vez, solicitó a los pileros y pileras que “sigamos con los cuidados y respetando las medidas”. Pero la situación no es igual en el resto de los distritos. Para ejemplificar, el otro municipio que supera el 50 por ciento de vacunados es Tordillo, con el 58 por ciento, mientras que los otros ocho que completan tiene entre el 44 y el 49 por ciento de su población inoculada. Allí figuran, entre otros, Junín, Monte Hermoso, Alberti y Punta Indio.

La explicación del alto porcentual de vacunados en el interior tiene dos puntos clave: la menor cantidad de habitantes (entre los más vacunados figuran municipios que no llegan a los 15 mil habitantes) y el promedio de edad de cada distrito.

Otra de las claves mencionadas por el ministerio provincial son las campañas de vacunación realizadas en los propios municipios. Hasta el oficialismo celebró ayer la forma en la que el intendente de Trenque Lauquen, Miguel Fernández, salió el fin de semana pasado a buscar que los vecinos puedan inscribirse. El jefe comunal, presidente del Foro de Intendentes Radicales, puso mesas de filiación al plan de vacunación, tras la autorización del ministerio de Salud provincial, y consiguió aumentar el promedio de inscriptos. “Se instalaron puestos en 14 plazas con gente de todos los partidos políticos y se acercó mucha gente para inscribirse y aclarar algunas dudas. Fue un mensaje único. En la medida que haya vacunas lo que hay que hacer es vacunarse”, le dijo a este diario el alcalde.

Hasta el momento, el total de vacunados con la primera dosis en el interior es de 1.899.468 personas. Lo que significa que el 36 por ciento de las primeras dosis fueron aplicadas por fuera del AMBA cuando la cantidad de personas que habitan los 95 distritos del interior no superan el 20 por ciento de la población total de la Provincia.

Las diferencias son marcadas. Y los motivos, claros. Sin embargo desde la oposición ya se han pronunciado en contra de la centralidad con la que el ejecutivo distribuye las vacunas y también denunciaron discrecionalidad política en el reparto. Hasta el momento, 3.463.030 de personas fueron vacunadas en el AMBA. Y solo dos municipios exhiben una clara diferencia en el porcentual de vacunados en relación al resto. Se trata de Morón (40,88) y Vicente López (39,77), un distrito gobernado por el oficialismo y otro por la oposición, respectivamente.

Los otros distritos del Conurbano que pican en punta son San Isidro (34,20), Avellaneda (34,10), San Fernando (33,47), Ituzaingó (32,10) y Lanús (32,09): tres bajo el mando del Frente de Todos y dos a cargo de Juntos por el Cambio.

Dejá tu comentario